Press "Enter" to skip to content

Un joven detenido tras huir de un control de tránsito

-Ocurrió el domingo cuando eludió un operativo sobre acceso Perón, mientras circulaba en una camioneta

Un joven de 20 años fue detenido tras un operativo de tránsito, que se estaba desarrollando en la zona del acceso Juan D. Perón, en la tarde del domingo.
Dicha persona, identificada como Lorenzo Burga, se movilizaba en una camioneta y eludió el control vial sin acatar la orden que se le había dado para que detuviera su marcha, utilizando el sendero peatonal lindero a la cinta asfáltica.
Inmediatamente personal policial comenzó a perseguirlo en un móvil. Burga se dirigió hasta una quinta que es propiedad de su familia y que se encuentra en el barrio Las Escondidas, donde finalmente se produjo la detención.
En torno a este hecho hay dos versiones: Una indica que la policía ingresó al lugar para detener al presunto infractor, mientras que la versión de los propios efectivos, es que el joven detuvo la marcha y bajó de la camioneta para increparlos, negando la irrupción a la propiedad.
Además, el control de alcoholemia que se le realizó habría dado positivo.
Otra cuestión que trascendió es que el padre del aprehendido es Abel Burga, exDirector de Seguridad, durante parte de la gestión del
exIntendente Aldo San Pedro, y que habría reclamado ante autoridades policiales, sobre el procedimiento en el que detuvieron a su hijo.
En la mañana de ayer fue llevado a Mercedes para prestar declaración.

PROTAGONISTA DE UNA POLEMICA EN 2014

En el año 2014, mientras Abel Burga se desempeñaba como director de Seguridad, personal policial aprehendió a tres jóvenes, entre ellos su hijo, que en ese entonces era menor de edad.
Fue a la salida de un local bailable ubicado en el acceso Perón, aparentemente por causar desmanes y agredir a efectivos que se encontraban intentando disuadir una pelea callejera.
Según se supo, en ese momento fueron dos policías que lo subieron a un patrullero y lo llevaron a la comisaria.
Sin embargo, una vez que el menor fue devuelto a sus padres, éste les manifestó que los policías en cuestión, lo habrían agredido físicamente cuando se hacía efectiva la aprehensión.
La polémica se generó cuando se confirmó que los dos policías fueron trasladados a prestar servicio a otras dependencias, por ese supuesto exceso de la fuerza, en medio del procedimiento que involucró al familiar directo de ese funcionario.