Press "Enter" to skip to content

La Calle

La frase de hoy: “Siempre hay alguien dispuesto a tender una mano; se trata de encontrarlo”.

La Calle, lo reconoce, suele caer en pozos de desaliento. De pronto siente que la caravana avanza en sentido contrario. Marchar en soledad, rumbo quién sabe a qué parte, no es para alegrar a nadie.
A veces mantiene la marcha, por capricho, aunque en general lo hace por convicción.

Vvvvvv

Ocurre un hecho cualquiera y, como brotando de la nada, surgiera un numeroso grupo de caminantes, en nuestro mismo sentido. Es cuando, La Calle recupera la esperanza… Es posible que, siendo más grande el contingente, algo se pueda hacer.

Vvvvvv

Malo es que localizada esa afinidad de pensamiento, La Calle es capaz de regresar todos los días a proponer una aventura nueva.
Eso puede significar que los aliados se cansen y una mañana volvamos a encontrarnos solos en el ancho camino.
-Por eso, lo ideal es no cargosear con demasiadas propuestas complicadas.

Vvvvvv

Hace ya largo tiempo, en ocasión de la visita a Bragado de un rosarino, se dijo que, “es alarmante el incremento del consumo de drogas y cada día es más violenta la lucha entre las bandas por manejar el negocio”.
De eso, se acordó La Calle ayer cuando se conoció la noticia sobre la condena de 37 años de prisión aplicada al jefe de “Los monos”.

Vvvvvv

Hay que reconocer que en nuestra provincia la lucha contra los narcotraficantes, es incesante. También es cierto que sobran los vendedores por el alto rédito que deja el negocio. Cuando hay mucha plata en juego, la tentación se amplifica.

Vvvvvv

En Bragado, hay adictos en recuperación atendidos en forma ambulatoria. Otros internados en granjas y más de uno en espera de un lugar para iniciar el tratamiento.
Para un operativo de este tipo, es que La Calle agradece la suma de voluntades en procura de ayudar a concretar el viaje.

Vvvvvv

Las viejas dudas… Cuando algún adicto compete un delito y es derivado a un penal carcelario, lo ideal es que pueda ser tratado en su enfermedad. Sin embargo, los comentarios afirman que, “dentro las cárceles es fácil conseguir droga”.
-Un conocido de La Calle, ahora en su casa y con familia, estuvo “adentro” por unos 8 años, llegó a afirmar que en los primeros cinco siguió consumiendo como siempre. Fue por su propia decisión que, en el tramo final, se alejó del mal…

Vvvvvv

En general, para superar las adicciones hace falta mucha voluntad. “No se curan, el no consumo es cosa de día a día”, se nos ha dicho.
La Calle extraña las charlas preventivas que, por lo general, deben tener destinatarios a chicos en camino a la adolescencia.

“CHE PAPUSA OI…”

Muñeca, muñequita que hablas con zeta
Y que con gracia posta batís mishé;
Que con tus aspavientos de pandereta
Sos la milonguerita de más chiqué;
Trajeada de bacana, bailas con corte
Y por raro snobismo tomás prissé,
Y que en auto camba, de sur a norte,
Paseas como una dama de gran cachet.

Che papusa, oí
Los acordes melodiosos que modula el bandoneón;
Che papusa, oí
Los latidos angustiosos de tu pobre corazón;
Che papusa, oí
Cómo surgen de este tango los pasajes de tu ayer…
Si entre el lujo del ambiente
Hoy te arrastra la corriente,
Mañana te quiero ver…

Milonguerita linda, papusa y breva,
Con ojos picarescos de pippermint,
De parla afranchutada, pinta maleva
Y boca pecadora color carmín,
Engrupen tus alhajas en la milonga
Con regio faroleo brillanteril
Y al bailar esos tangos de meta y ponga
Volvés otario al vivo y al rana gil.

(Tema de Goyeneche y Cadícamo)