Press "Enter" to skip to content

Interesante propuesta a cargo de Mónica Appella

-Brinda taller de narración oral, en el salón del barrio El Bajo

En el salón Américo “Tito” Oviedo del barrio El Bajo, comenzó ayer un taller de narración oral. Las clases tendrán lugar el segundo y cuarto sábado de abril y mayo, de 9.30 a 12.30 horas.
La iniciativa está a cargo de Mónica Appella, quien es bibliotecaria jubilada de 9 de Julio. Consultada por “La Voz”, indicó que en el taller los cuentos no van a ser leídos, sino que se contarán según cómo le llegó a cada persona, a partir de un trabajo realizado con la memoria.
Enseguida, reconoció que si bien cualquiera puede narrar un partido de fútbol, una película o lo que pasó en una esquina, y que algunos “tienen naturalmente un don para contar”, señaló que se pueden incorporar técnicas para mejorar ciertos aspectos.
Y apuntó: “Trabajamos técnicas formales que tienen que ver con la relajación, la respiración y la voz, porque el narrador necesita poder proyectarla y que se entienda lo que dice; por otra parte, vemos las de la improvisación, porque el narrador debe tener un training para saber seguir si se olvida de algo, sin que los demás se den cuenta demasiado”.

A su vez, manifestó que se hará hincapié en las sensaciones y los recuerdos. “A veces, cuando al cuento uno le pone el cuerpo y el sentimiento, lo cuenta y lo siente de otro modo, y los demás también lo escuchan distinto”, agregó.
Más adelante, aclaró que el taller está orientado para personas de todas las edades. Para el caso de los docentes, explicó que las herramientas que se brindan, les pueden permitir optimizar el trabajo con los alumnos, porque los textos les llegan de otro modo; también expresó que puede ser útil para una abuela que quiera narrar historias a sus nietos o para aquella persona que desea aprender las técnicas.
“El espacio brinda herramientas para la expresión, la modulación y memoria. Sirve para la vida cotidiana”, describió.
En cuanto al salón donde se desarrolla el taller (ubicado en Rauch, casi Jaime Coll), comentó que fue cedido, y que “es muy bueno para trabajar”.
A la hora de referirse a la historia de la propuesta que lleva adelante, relató que comenzó en 9 de Julio, hace unos años. Cabe mencionar que en dicha ciudad está a cargo de un taller de narración para niños de 8 a 11 años. Por último, reveló que Lucía González, de Varietren Titinerante, la acercó a Bragado después de enterarse que se dedicaba a la narración por unas amigas en común.
Para informes e inscripción, se puede llamar a los números 2317-1546-5747 y 2342-1547-2674, o visitar las páginas de Facebook @monicacontadoradehistorias y Varietren Titinerante.