Press "Enter" to skip to content

La Calle

La frase de hoy: “Basta cruzarse con dos nenes, o saludar a una señora con hebras de plata en los cabellos, para saber que hay razones para confiar en el nuevo amanecer”.

Son días en que todos estamos inmersos en un clima de incertidumbre que, aunque estemos acostumbrados a los cimbronazos, nos tiene a todos muy preocupados. La Calle no es de desesperar, sobre todo por no asustar aún más a los asustados

Vvvvvv

Cuando pasan estas cosas todos opinan. Somos un país de analistas, aunque pocos son los que avisan que se va a cortar la luz. Con el diario del lunes, todos somos sabios… No hay país que se suicide, razón por la cual existe una natural auto-defensa, que nos permite mantener una dosis de confianza. Algo indispensable.

Vvvvvv

La Calle se encontró dos chicos en edad de jardín o primer grado. Parecían hermanitos o primos. Después del saludo, se comprobó que uno de ellos, el más grandecito, tenía los cordones sueltos de las zapatillas, con el riesgo de terminar en una caída. Bastó el ofrecimiento de atar los cordones, para iniciar una amistad que habrá de perdurar
PRIMERA CONLUSIÓN: No hay problema que impida que los chicos nazcan y crezcan. Por ellos, serán válidos todos los esfuerzos. Por ellos, los adultos duplicamos las fuerzas para salir del pantano.

Vvvvvv

La Calle sabe que estos escritos no le salvan la vida a nadie. Apenas se limitan a contar algo de lo que pasa, opinando con la mayor buena fe.
Nunca usamos gomeras contra los gorriones, ni bombas de alquitrán con los encargados de manejar el barco que gobierna.
-La señora que saludó en la mañana del martes, dijo que “todos los días leo La Calle…” y nos hizo bien creerle.
Permitió reflexionar sobre los adultos que son el presente; los que necesitan ser tenidos en cuenta y saber que mañana saldrá el sol.

Vvvvvv

El mundo, pese a tanta tecnología, está complicado. No hay que pensar que solo los argentinos estamos pasando un mal momento. Hay conflictos que, ante el desacuerdo, se resuelven mediante bombas arrojadas desde alto. Por eso, ha sido buena noticia la reconciliación entre Corea del Norte y Corea del Sur. Ambos países han sufrido mucho y es imposible que no se aferren a la paz, como la mejor puerta de salida.

Vvvvvv

Todos estamos aprendiendo. Respecto al Papa Francisco, por ejemplo, ha convocado a todos los obispos de Chile. En días de encuentro, a puertas cerradas, se analizarán acciones de abuso cometidas por sacerdotes y a la defensa que, de algunos de ellos, hicieron sus superiores.
El Papa recibió en Roma a tres víctimas de abuso, a quienes pidió perdón por el daño efectuado. Para algunos de los responsables, del lado de la Iglesia, no habrá perdón y si, sanciones muy severas.

Vvvvvvv

Todos estamos aprendiendo. Por ejemplo, el presidente Mauricio Macri que ahora, en medio de la tormenta, ha ampliado el número de integrantes a las reuniones de consulta semanal.
-Cuando en el verano, el ministro de finanzas, Luis Caputo, le sugirió acudir al Fondo, el “presi” no le prestó siquiera atención. Ahora acaba de darse la piedra contra los dientes.
Por eso, como dijera Winston Churchill, “la democracia es darle, al menos por una vez, la razón al otro”.
En estos días, el reciente visitante de Mechita, debe estar recapacitando en el peso de su responsabilidad. Tal vez en la necesidad de un Ministro de Economía (¿Estará desocupado Lavagna?) y, además, en no desoír las sugerencias.