03 de Junio, “Ni Una Menos”: A 7 años de la primera movilización

-Dialogamos con Mauge Calbet, feminista y militante en “Histórikas”

Por Natalí Moraglio.

El 3 de junio se conmemora como el día del “Ni Una Menos”, en referencia a la primera marcha masiva realizada en 2015 en distintos puntos del país, motivada por el femicidio de Chiara Páez, una adolescente de 14 años que estaba embarazada y que fue asesinada por su pareja, cuyo cuerpo fue encontrado el 10 de mayo de ese mismo año.
Dialogamos con Mauge Calbet, feminista, referente y militante de nuestra ciudad, quien agrega que, “si bien en 2015 el ‘Ni una Menos’ se transforma en un movimiento visible que toma las calles, tiene que ver, en realidad, con un trabajo territorial de muchas décadas hacia atrás. Tiene que ver con “Las Ancestras”: mujeres y diversidades que trabajaban en los territorios, llegando a lugares donde el Estado no llegaba, además haciendo visible la ausencia del mismo y haciendo, aún más visible, la sociedad patriarcal y las diferentes violencias en las cuales las mujeres y diversidades nos encontrábamos y nos encontramos actualmente.”

“Ni una Menos es un movimiento muy diverso, formado por muchas mujeres y diversidades de Argentina y el mundo, que logra tomar las calles. La característica es esta: toma el espacio público. Un espacio público que, históricamente, había sido vedado hacia las mujeres, las diversidades y las disidencias.” En relación a esto último que expresa, se refiere a que las mujeres siempre fuimos confinadas dentro del ámbito privado, es decir, al hogar: amas de casas, cuidadora de los niños, bien predispuestas a esperar a los hombres con la comida y la casa limpia, ausencia de círculos sociales o proyectos personales. Fue una lucha grandísima, incluso, que se nos empiecen a reconocer en labores y profesiones. En cuanto a las diversidades, no sólo no figuraban en ningún espacio, sino que eran perseguidas, torturadas y detenidas sólo por su elección sexual.
“El tomar las calles es una respuesta política”, “(…) Trasciende lo partidario, porque justamente, en su diversidad, aloja y toma las necesidades y las problemáticas en general. Es una ola feminista que se ha organizado para poder visibilizar y erradicar las violencias tan naturalizadas en la sociedad.
Después de muchos años de pedir políticas públicas que prevengan las violencias estructurales y los femicidios, esta marea se transformó en un movimiento. En donde existe una asamblea abierta, popular, donde la palabra es tomada de manera colectiva, por eso es un movimiento que toma el espacio abierto. No hay ninguna hegemonía de ningún partido que se torne como referente. Se escuchan las voces de todes, voces que han sido silenciadas históricamente. Es una democratización de la palabra y la circularidad de la palabra.”
En cuanto a las ideologías que componen al movimiento, Mauge expresa que el ‘Ni una Menos’ representa las luchas contra las políticas neoliberales y que visibiliza la violencia. Políticas sistemáticas de opresión, como sucedió también en la dictadura, a través formas planificadas de disciplinamiento y control sobre nuestros destinos.
“En este 2022, contamos con un gobierno Nacional y Provincial que ha generado políticas públicas con perspectiva de género –contamos con dos Ministerios, a nivel Nacional y Provincial-, pero seguimos llegando tarde. Necesitamos avanzar, hacer una Reforma de la Justicia Feminista. No queremos más femicidios. Seguimos teniendo una tasa de femicidios altísimos.”
Como en ocasiones anteriores, las actividades del Ni Una Menos se harán bajo el lema “¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos! La deuda es con nosotras, la deuda es con nosotres. Que la paguen quienes la fugaron”.
“El lema refiere porque los feminismos luchamos contra el modelo opresivo, que impune un capitalismo neoliberal, en un chantaje accionado por la toma de deudas que contrajo el gobierno de Cambiemos con el FMI por encima de las mayorías sociales, y esto tiene que ver con entregar soberanía., Y sabemos que la peor parte, siempre, en este empobrecimiento, las tenemos las mujeres y las diversidades.”

Mauge se pregunta: ¿Cómo podemos pensar un avance en las conquistas de derechos, en una sociedad fragmentada en su tejido social?
-“Entonces, cuando decimos ‘Vivas, libres, sin miedo y desendeudadas nos queremos’ también implica defender nuestros territorios, nuestros cuerpos y todo aquello que dañe nuestros bienes comunes para beneficio de unos pocos, con un daño irreparable de nuestras comunidades. Sin justicia ambiental, sin justicia feminista, tampoco hay justicia social.”

“La violencia física, o el acto más terrible (que es el femicidio), subyace a través de violencias simbólicas que venimos naturalizando con complicidad del Estado, con complicidad de la sociedad. Entonces, el trabajo implica también una deconstrucción de la naturalización de estas micro-violencias, un trabajo fundamental con los Medios de Comunicación para que no sean reproductores en la manera de comunicar las violencias. Implica un trabajo en las escuelas, con la ESI, implica que la ley IVE se pueda implementar en todo el territorio, en tiempo y en forma. Implica una reforma de la Justicia Feminista, porque seguimos llegando tarde.”
En cuanto a “Histórikas”, Organización Feminista Popular de la que forma parte, nos cuenta que realizan un trabajo territorial e intervenciones, llegando a espacios donde el Estado no llega. Acompañan lo que es la ruta crítica, hacia mujeres y diversidades, con motivos de violencia de género.
“Histórikas” está dentro de una Red Provincial, formada por más de 100 organizaciones y referentes en toda la provincia de Buenos Aires, donde también hay abogadas y profesionales que guían y capacitan.
“Hay mucho por hacer, se necesita mucho trabajo territorial. Es lo que más se dificulta, llegar a todos los lugares. No naturalizar las violencias y poder generar prevención y promoción en estos, porque muchas veces se termina respondiendo cuando ya hay una situación de violencia física.”
A su vez, participan en la mesa local, coordinada por el Área Municipal de Mujeres, Género y Diversidad, -que responde a Provincia-, en la cual se debate y se discute sobre instrumentos locales para el lineamiento de las Políticas Públicas con Perspectivas de Género. En esta mesa participan muchísimos Organismos, Organizaciones y Áreas, tanto Municipales, Provinciales y Nacionales.
Para cerrar, Mauge hizo hincapié en la importancia de que las personas que trabajan en Medios Masivos de Comunicación participen en esta mesa, porque es una forma de capacitarse, de poder entender lo que significa la complejidad de esta problemática y lo necesario de un abordaje integral de todas las áreas y la ciudadanía: “Es importante que cada área que participa se comprometa, y cuanto más diversa sea, mejor. Que no caiga siempre en una hegemonía de gobierno de turno. Que tenga una participación democrática de todas las organizaciones. Deberían estar referentes de Radio y de toda Comunicación masiva de Bragado sentados en esta mesa, participando. Faltan los Clubes, Comisarias, el sistema de Educación, Salud, los Directores de los hogares, la Comisaria de la Mujer, la Supervisora Educacional de la Jefatura Distrital, el Juzgado de Paz, el Centro Provincial de Adicciones (CPA), referentes del Área Feminista de los partidos políticos, Deporte y Juventud, Asociaciones civiles que tengan que ver con la temática de género, etc. Maru Sandoval participa como referente del Partido Solidario, por ejemplo. La invitación es abierta.”
-El Registro Nacional de Femicidios informa que, en lo que va del 2022, hubo 119 femicidios. 1 femicidio cada 29 horas. 112 niños perdieron a su madre.
-Vínculo con el agresor: el 42% pareja, expareja 19,3%, sin datos 9,2%, familiar 17,6%, conocido 12%.
-Lugar físico del femicidio: vivienda de la víctima 53%, vivienda compartida 11%, vivienda del agresor 5%, vía pública 22%, sin datos 9%.

Compartir en: