100 años de la Escuela Nº6 “Juan Bautista Alberdi”

-Por Nancy Palavecino

En mi alma aún siento la emoción al decir Gracias Escuela Nº 6 “Juan Bautista Alberdi”. El tiempo ha transcurrido y no ha sido en vano.
Muchas son las sensaciones que llegan hoy a mí y están basadas en los recuerdos hermosos de mi niñez, donde con mis hermanos queridos concurríamos a la escuela. Allí también mi madre asistió.
Por esos tiempos éramos un puñado de alumnos, a veces según el grado, compartimos el aula.
La educación pública: allí reinaba un compromiso por parte de las docentes q hacían tan ameno que como niños sentíamos q éramos parte de una gran flia.

Por citar a mi primer maestra, con una imagen rectisima y cariñosa con los ojos delineados con negro (digno de esa época),se llamaba Marta Caselli. La sra. Norma Benozi: hacia que las clases de ciencias naturales fueran magistrales porque trabajábamos la tierra, cosa que yo amaba y las niñas esperábamos los viernes para aprender crochet. Norma tambien nos invitaba a su casa para reforzar las exposiciones de Cienciasy siempre ligábamos alguna galletita. He tenido el placer de agradecer personalmente. La sta.Pichona Aispuru :generosa y risueña.
María del Carmen Arruti con un libro de páginas amarillentas (gastadas) nos enseñaba los primeros pasos del gato y la chacarera.
La mayoría de los pibes del barrio esperábamos ansiosos el timbre de las 12 hs. porque allí en la galería, como una mamá más, nos esperaba la sra. de Juanico que en pocos minutos ese espacio se convertía en comedor.

La dirección estaba a cargo de la sta. Amabelia Becco que cada mañana fría nos esperaba para izar la bandera y como un Dogma repetía: deberán siempre honrar a nuestra bandera….y si algunos lo han hecho con tanto amor y honor: todo mi cariño por siempre a vos “Richard” Arrigoni.
Mis compañeros queridos siempre fuimos todos humildes:
-Los Fernández, Arrigoni, lencinas, Ricci, Gavetto, Monia,Lasa,Altuna, Álvarez ,Pinedo, Islas, Irrazábal, Méndez, Tabarez y quizás me olvide de alguno.(disculpas).pero había uno ,el más bueno el más honesto que aparecía de la mano de su madre con un guardapolvo inmaculado, planchado tabla por tabla y regresaba sin botones, él es Oscar Barone.

Todos sabíamos que la escuela era el refugio donde no sólo jugábamos sino por sobre todas las cosas sabíamos que allí había Orden, dónde habitaban códigos de respeto, humildad, tolerancia y felicidad.
La escuela brillaba por todos los rincones, de eso se ocupaba el portero, siempre de corbata: ”Titino” Taborda que cada lunes hacia renegar a los varones con los resultados deportivos del día anterior.
Hoy mi querida escuela Nº 6, brilla con nuevas instalaciones ya la fachada es otra, pero al pasar por su frente queda en mí, la misma nostalgia y amor d siempre. FELICES 100 AÑOS!
A las autoridades actuales lo mejor…tienen un GRAN ESCUELA.

Compartir en: