Press "Enter" to skip to content

Las lluvias trajeron algo de alivio ante un panorama de mucha sequía

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

En estos días los bomberos tuvieron un intenso trabajo para sofocar incendios forestales. El calor intenso, ráfagas fuertes de viento y la falta de precipitaciones, fueron una combinación que generaron varios inconvenientes.

La jornada del jueves fue agobiante debido a las altas temperaturas y fue un día en que los Bomberos Voluntarios debieron trabajar arduamente.
En estos meses, más allá de las salidas por algún incendio habitacional, accidente de tránsito u otros hechos, claramente los incendios de pastos han sido motivo de demanda del accionar de los servidores públicos.
Prácticamente todas las unidades disponibles tuvieron que dirigirse al menos a 8 focos de incendios forestales, en lo que fue un día muy movido.
De hecho, se debió sumar al personal de Cuerpo Activo, bomberos que pertenecen al personal de reserva, ya que en un momento las cinco autobombas que se utilizan para este tipo de siniestros, no daban abasto.
Incluso se contó con el apoyo de una dotación de Alberti para el abastecimiento de agua y el Municipio, mediante algunos regadores, también brindó su colaboración en algunos puntos.
Ya en la madrugada del viernes, los bomberos debieron asistir a un quincho, ubicado en Leonetti al 1150.
Una dotación a cargo de Jorge López trabajó en lugar y rápidamente se logró controlar la situación, lo que permitió que las consecuencias no fueran tan importantes.
Se debió contar con la presencia de la unidad 22 para el abastecimiento de agua y el extractor de humo autónomo.

LLUVIAS QUE TRAJERON ALGO DE ALIVIO

Más allá de que la sequía, junto al intenso calor y los fuertes vientos son una combinación generadora de incendios forestales, la falta de lluvias es una cuestión que viene generando mucha preocupación en el sector de los productores agropecuarios.
En la madrugada de ayer, finalmente llegaron las precipitaciones y si bien, según los especialistas no son en la magnitud que se necesitan, trajeron algo de alivio.
Los registros fueron los siguientes: Bragado 24 mm; Olascoaga 24 mm; Warnes 18 mm; Irala 11 mm; O’Brien 22 mm; Rauch Viejo 20 mm; y Comodoro Py 24 mm.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin