Press "Enter" to skip to content

Jorge Rosales, delegado de SOEME, se refirió a la detención de Marcelo Balcedo

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Aclaró sobre la situación que se dio hace dos años con una serie de afiliaciones compulsivas e irregulares que le hicieron a trabajadores de Bragado, acerca de lo cual también opinó la doctora Gelitti

La detención de Marcelo Balcedo, Secretario General de SOEME, ha generado una gran repercusión por todo lo que hay en torno a esta causa, en la que se investiga evasión fiscal y lavado de dinero.
Incluso ha sido de mucho impacto la cantidad de dinero, autos de alta gama y hasta armas de fuego que le incautaron al sindicalista en Punta del Este, lugar donde se hizo efectiva la detención.
Una vez conocida esta noticia, en Bragado se comenzó a hablar sobre denuncias al SOEME por afiliaciones irregulares y compulsivas, de las cuales también habían sido víctimas trabajadores de nuestra ciudad.
La Dra. María Marta Gelitti, a través de sus redes sociales, hizo una publicación sobre la situación que le tocó pasar a un grupo de bragadenses que habían sido estafados.

LAS VÍCTIMAS BRAGADENSES DE SOEME

“El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), Marcelo Balcedo, fue detenido el jueves pasado en Punta del Este, acusado por evasión fiscal y lavado de dinero.
Su CV cita que es Ingeniero con un Máster en Comunicaciones en Washington y asumió al frente del SOEME cuando murió su papá, Antonio Balcedo, como si el cargo fuera hereditario.
Sus primeras decisiones en el sindicato fueron la afiliación compulsiva e irregular de 8 mil empleados del área administrativa de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, en ese entonces a cargo de Mario Oporto, en el Gobierno de Felipe Solá.
En el partido de Bragado, varios auxiliares de la educación, fueron víctimas de la afiliación compulsiva e inconsulta o del sometimiento a la no desafiliación por meses y años.
Desde mi profesión de abogada y como funcionaria pública, acompañé a muchos agentes que se cansaban de denunciar y reclamar para dejar de ser afiliados “obligados” al sindicato, gestionándoles sus reclamos en la ciudad de La Plata.
-Durante años, éstas “víctimas” debían enviar notas que jamás eran recibidas por responsables del Sindicato, llamar a oficinas que no daban solución alguna y el Gobierno provincial de la época, se hacia el distraído con el tema, aduciendo que nada podía hacer: “Que el reclamo había que formularlo en SOEME, donde nunca te resolvían la situación”.
-Con la gestión de Cambiemos, las afiliaciones compulsivas y las desafiliaciones sin resolver, fueron atendidas. Con un procedimiento que evitó las sucesivas impugnaciones del Sindicato que siempre buscaba artilugios para seguir teniendo de rehenes a agentes de la administración pública como sus afiliados aportantes.
Rescato la valentía de los damnificados de Bragado, que hicieron valer sus derechos, reclamaron y no bajaron los brazos frente al imponente gremio que parecía, manejarse con libertad para consignar códigos de descuentos indebidos a empleados públicos”.

LA PALABRA DE JORGE ROSALES, DELEGADO DE SOEME EN BRAGADO

Rosales reconoció que la noticia les cayó “como un balde de agua fría” y que Bragado cuenta con seis delegados, de los cuales 4 son en planta urbana y los otros dos representan a los trabajadores que se desempeñan en los Cuarteles.
“Venimos haciendo una gestión prolija, tratando de conseguir cosas para los compañeros dentro de lo que se puede y esto nos cayó mal; nos enteramos a través de los medios y es bueno salir a aclarar que uno es Delegado de base y que dentro de las limitaciones que se tienen, siempre buscamos conseguir lo mejor para los compañeros”, señaló.
Con respecto a las afiliaciones irregulares, Rosales reconoció que fue algo que sucedió en toda la provincia de Buenos Aires, bajo las gestiones de los ministros Oporto, Gvritz, De Lucía, Finocchiario y el actual Sánchez Zinny, siendo no solo SOEME el involucrado en este tipo de acciones, sino que había otros gremios del ámbito de auxiliares y docentes.
Afirmó que el Ministerio de Educación siempre avaló este tipo de acciones, ya que para que el trabajador tenga un descuento a fin de mes, tienen que tener acceso a los datos de las personas, ser cargados en un sistema y luego completar el trámite de afiliación.
“En Bragado esto existió, yo firme 46 bajas que fueron enviadas a La Plata por el Consejo Escolar y a esas personas se les dejó de descontar. Luego, por una medida cautelar impulsada por el juez Arias, gente que se había afiliado de buena fe, volvió a ser perteneciente a SOEME y todo lo que pasó con la detención de Balcedo, reavivó lo de hace dos años atrás”, explicó Jorge Rosales.
Contó que cuando se incorporó a SOEME en 2010, mantuvo una reunión con él y el resto de los delegados, para definir cómo iba a ser el trabajo a realizar en la provincia y cada vez que viajaba a Buenos Aires a distintas reuniones, en algunas ocasiones ha charlado con el.
“En ese sentido uno como delegado, que tiene muchos miembros de comisión directiva por delante, puede expresar sus quejas o su visión de cómo se dan las cosas y en pocos casos se puede llegar a la cabeza del gremio que en este caso era Balcedo”, comentó Rosales quien agregó que luego de conocerse la detención del referente gremial, muchos allegados se comunicaron con él, algo que destacó y agradeció, ya que le cayó “muy bien”.
“Uno no vive con esos autos, ni con esos lujos, es más, los delegados no tenemos sueldo; yo cobro mi sueldo de portero en el Jardín Maternal al que pertenezco. La realidad nuestra no tiene nada que ver con la realidad que se muestra en los medios, que es una obscenidad y estamos a la espera que la justicia se expida para que todo se vuelva a normalizar”, sostuvo.
Por último, Jorge Rosales se mostró dolido por algunas publicaciones en las redes sociales que escapan a la realidad, ya que sobre el tema de las afiliaciones compulsivas, afirmó que el mismo se encargó de la situación y firmar las bajas: “A cada persona se le elevó todo a La Plata y los que fueron ministros nunca hicieron nada; entonces es algo que no se lo puede adjudicar ni el Frente Para la Victoria, Unidad Ciudadana, ni Cambiemos. Yo firmé 46 bajas y las que no firmé fue porque en Bragado hay empresas financieras que dan prestamos, entonces la Dirección General de Escuelas les da códigos de descuento y la gente queda afiliada; después me vienen con el problema a mí que soy el delegado gremial, aunque reconozco a varios no les han dado la baja por ese motivo”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin