Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: ¿De qué se habla con hablamos de recuperar valores…?.

Se está hablando mucho de “humanizar”, es decir, dejar de ser tan crueles, egoístas y hasta perversos, para pensar más en los demás, a partir de hacernos mejores personas. Tratar de dominar a la maldad que parece acompañar a cada uno de nosotros, poniendo en la tarea la mayor voluntad.

Vvvvvv

Hay quienes pueden considerar que estamos mencionando demasiado seguido al Papa Francisco. Es que su figura despierta una adhesión natural en la gente, donde quiera que vaya. Debe ser porque, más allá de sus errores, se le reconoce sinceridad.
-En Chile, donde hubo señales anteriores de rechazo, se “ganó” a la gente; visitó a una cárcel de mujeres; habló con los jóvenes; pidió que rezaran por él. “Es que lo necesito”, explicó.

Vvvvvv

Dentro de los valores a recuperar está la HUMILDAD. Eso nos permitirá no sentirnos superiores a nadie; por el contrario, seguro que tenemos mucho que aprender de seres anónimos que pasan a nuestro lado y no siempre son valorados.

Vvvvvv

Desterrar la violencia, sabiendo que los puños cerrados, mostrados a los demás, se vuelven contra nosotros… Se están reiterando los hechos de abuso, una dolorosa realidad que parece estar multiplicándose. Sólo recuperando la cuota de HUMANIDAD con la cual se nació, se podrá no caer en ese tipo de agresiones.

Vvvvvv

En lugar de VALOR para agredir, hay que encontrar VALOR para actuar como corresponde. Que una nena de 12 años haya tenido que lastimar a su papá con un cuchillo, porque le estaba pegando a su mamá, es una suprema demostración de VALENTÍA.

Vvvvvv

RESPETO, es algo que cada uno debe tener con su propia persona. Empezar por el respeto hacia uno, permitirá extenderlo a los demás y, de paso, hacer que haya respeto en el trato que recibimos. No se trata sólo de no descalificar o maltratar de palabra; se trata de saludar a todos, como una forma de convivencia. No se puede andar por vida, estando enojados con todo el mundo…
-Hay que sembrar buenas acciones, para recibir lo mismo. Muchas veces, se descubre la solidaridad en los momentos más trágicos. No hay que esperar que eso pase, para comprobar lo que debió saberse desde siempre.

Vvvvvv

Hay que desterrar la SOBERBIA, esa que nos hace mirar “sobre el hombro” a los demás. Somos todos iguales. Al nacer y al morir. Nada nos podemos llevar. Hay que mantener la misma igualdad, con la ropa de todos los días.
Hay personas reconocidas que, por sentirse superiores, menoscaban el honor de los demás. Son puntos en contra de la popularidad; del respeto y hacen sufrir a los familiares…

Vvvvvv

Las chicas, muchas veces, abusan del poder de su seducción. No se puede lucrar con eso, sin sentido de la propia auto-estima. Ellas deben respetarse y saber hasta dónde se puede avanzar.
-Hay quienes así se ganan la vida y no es momento para juzgar a nadie, pero todo tiene un freno, dictado por la moral. Es la medida que indica lo que se está haciendo mal. Cuando se pasan ciertos límites, no hay perdón que lo componga.
-En el mejor de los casos, mucho costará recuperar lo perdido.
-Muchachos: Tener plata no significa poder “comprar” todo.
-Chicas: Tener que vivir, no obliga a vender todo, incluso el honor.

Vvvvvv

FOTO: Uno de los tapiales que hay en la ciudad, en ésta y otras. Con vidrios molidos…, como para lastimar a los gatos y a las personas extrañas que intenten escalar. No deja de ser un exceso de protección, rayano en la maldad. Es una vieja opinión de La Calle; nunca adherimos a la tortura y más cuando se disfraza.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin