Press "Enter" to skip to content

El día 25 se cumplirán 21 años, del asesinato de José Luis Cabezas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

En la plaza San Martín de nuestra ciudad, hay un espacio que recuerda al fotógrafo de la revista Noticias, quien fue muerto en la ciudad de Pinamar el 25 de enero de 1997, produciendo una enorme repercusión en todos los sectores políticos.
Eran tiempos no fáciles, no muy distintos a los de hoy, con intereses poderosos moviéndose en las sombras. El propio ministro Domingo Cavallo, en el gobierno del doctor Carlos Menem, denunció la “presencia de mafias”, dentro de las cuales el nombre de Alfredo Yabrán, poderoso poco amigo de exponerse en público, no era ajeno.
Ocurre que Cabezas, con paciencia y capacidad profesional, logró sacar una foto de Yabrán con su esposa, paseando en la playa. La aparición en la revista Noticias, fue como la sentencia de muerte para José Luis.
Para cometer el bárbaro crimen, hubo participación de policías en actividad, servidores obsecuentes de Yabrán y tres muchachos con antecedentes, que fueron llevados de la zona de Los hornos, en La Plata. El principal inspirador del plan fue, recordamos, Gustavo Prellezo.
Fue un duro golpe a la libertad de prensa que, paradójicamente, pareció duplicar su reclamo de informar, a partir del dolor de aquella tragedia.
En cada ciudad o pueblo del país, se multiplicaron los homenajes y se fortaleció la decisión de no dejarse intimidar por ocultos factores de poder.
La lucha de los padres y hermana de José Luis Cabezas fue incansable, hasta lograr el esclarecimiento del hecho, aunque no hubo largas condenas.

LA MUERTE DE YABRÁN

Ocurrió el 20 de mayo de 1998, en un establecimiento de campo de la provincia de Entre Ríos. El suicidio del empresario, con un disparo en el rostro, estando solo en la casona, planteó dudas que duraron años en despejarse siquiera parcialmente.
Su esposa y cuatro hijos -3 varones y una mujer-, quedaron dueños de la enorme fortuna de Yabrán.
-La mamá de Cabezas, internada en un geriátrico, murió no hace mucho. El paso del tiempo, ha ido generando cambios y nuevos hechos han terminado opacando aquella aberrante demostración de poder.
La decisión de luchar por la verdad, sin aceptar prebendas ni entrar en la corrupción, sigue siendo una bandera válida para defender por parte de cada medio, sea poderoso o humilde. Es el legado que dejó el holocausto de la vida entregada por José Luis Cabezas.
Como en cada aniversario, habrá flores frescas en el lugar donde está el monolito que lo recuerda.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin