Press "Enter" to skip to content

Apuntes para un martes con lluvia…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-En realidad fue poca, apenas 5 milímetros escasos

Pasadas las 20 horas, ese fue el registro que suministró la gente de Aguas Bonaerenses, aunque aclarando que, “la tormenta no se fue del todo y está tronando…”.
Los truenos, choque entre nubes con distintas temperaturas, son el aviso que tiene la gente sobre la cercanía de la tormenta. Aunque los animales, en especial pájaros y perros, lo advierten mucho antes y se apuran por buscar refugio.
Las altas temperaturas, aptas para disfrutar de las playas lejanas y, en el caso de Bragado, de piletas privadas y de instituciones, están haciendo hablar a un mes de enero que, por esos comentarios, han relegado por unos días, las cuestiones políticas.
El presidente Mauricio Macri está en gira por el exterior en pos de atraer inversionistas, para incrementar el potencial industrial argentino y generar fuentes de trabajo, tan necesarias como las lluvias para el campo…
Los comentarios económicos hablan del famoso “viento de cola”, basados en que el crecimiento que ahora muestra Brasil, habrá de ayudar a darle cierta tranquilidad a la economía nacional.
Los más altos funcionarios del gobierno, mientras tanto, están tratando de alcanzar un acercamiento con la dirigencia sindical. Los “muchachos”, algunos de los cuales tienen problemas por hechos de corrupción, no son fáciles de convencer y sólo logrando ventajas ligadas a una menor retención de fondos, hará que reduzcan el nivel de sus reclamos.
Hay dirigentes como Barrionuevo que han “convivido” con todos los gobiernos, desde el 83 en adelante. Este fin de semana fue uno de los invitados de Mirtha Legrand. Su frase profética y olvidada a veces, respecto a “dejar de robar por dos años”, no ha sido asumida realmente y, es por eso, que el país sigue sin alcanzar el grado de desarrollo que alcance a satisfacer las necesidades mínimas de sus habitantes.
Los hechos recientes, por lo general, hacen olvidar algunas de las noticias que conmovieron en su momento. Por ejemplo, en la mesa de la señora Legrand estuvo una hermana de la única submarinista mujer del ARA San Juan. Escuchar sus palabras, en medio del dolor y la incertidumbre, fue un modo de llamar a la memoria de todos nosotros.
Cada dolor –por ejemplo, el asesinato de Cabezas-, pareció hacer crecer la solidaridad entre los argentinos. Esto sigue siendo un anhelo a medias. El compromiso del periodismo con la verdad, más allá de partidismos que dividen, sigue siendo una asignatura pendiente.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin