Press "Enter" to skip to content

Postales de las noches del Festival de Cosquín 2018

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Las peñas en Cosquín: Un atractivo aparte y el desafío de mantener la llama encendida

´Gran variedad de propuestas y una importante diversidad artística con ese espíritu que refleja el “lado B” del encuentro, ese que se no ve por la transmisión oficial, sigue intacto, a pesar de las dificultades económicas.
Son épocas en las que el público cuida el bolsillo para gastar lo mínimo indispensable para pasar una noche agradable, y eso se nota en una mirada rápida por las mesas de cualquier peña. Igualmente, se puede comer y tomar por precios razonables, aunque la calidad artística de los espectáculos es muy dispar entre una y otra.
Lo que es ineludible cuando uno charla con los dueños de los locales, es cierta controversia que se ha generado con la Municipalidad, a la que acusan de cobrar cánones “inviables” para abrir un espacio y hasta de “competencia desleal”, según expresa por ejemplo Luis Salamanca, responsable de la peña que lleva su apellido (La Salamanca) y que en esta edición está cumpliendo 10 años en Cosquín.
“La Municipalidad no puede manejarse como si fuera un privado y no debería poner palos en la rueda al resto de los que la venimos peleando. Ellos tienen dos peñas con costos mucho más bajos (se refiere a la Oficial y La Gauchada, un espacio de entrada libre que funciona también al mediodía), llevan allí a los artistas que están en la plaza y los presionan para que no vayan a otras peñas”, argumenta Salamanca sobre un problema histórico en Cosquín, pero que se ha acrecentado en los último años.

EL PATIO DE LA PIRINCHA

Desde la Comisión de Folklore siempre se han encargado de aclarar que existen acuerdos para que los músicos no actúen en las peñas antes de su presentación en el escenario Atahualpa Yupanqui, ya que aducen que eso merma la convocatoria en la plaza. Sin embargo, las peñas también son parte fundamental de la esencia del festival y el público que se queda durante varios días en Cosquín, también quiere disfrutar de ciertos artistas en espacios más íntimos o bailables. “Antes uno hacía el esfuerzo para pagar la entrada de una o dos lunas en la plaza y el resto de las noches tenía diferentes peñas para elegir como La Callejera o El Sol del Sur”, opina Celia, una venteañera “afectada” por la falta de espacios para los más jóvenes.

EL GPS PEÑERO

Más allá de la polémica, La Salamanca (Tucumán esquina Catamarca), sigue siendo la número uno en materia gastronómica y en la artística está mano a mano con La Fiesta del Violinero, de Néstor Garnica (club Tiro Federal), que acapara al público santiagueño, pero ha sabido ampliar sus horizontes y además presenta una barra de tragos, puesto de remeras y más lugar para bailar, que la colocan como una de las más concurridas. Las presentaciones allí de Roxana Carabajal y la leyenda Elpidio Herrera (ninguno está programado en el escenario mayor), fueron dos momentos muy altos por estos días.
Otras propuestas más familiares con los clásicos tablones y luces blancas son La Taba en el Club de Ajedrez (con un pintoresco puesto de CD y vinilos, una curiosidad en estos tiempos).
Otras en las que no se cobra ingreso son Ceibo Club (atendida por los propios músicos del grupo coscoíno) y La Gauchada (una de las nuevas iniciativas del municipio, que abre también al mediodía con un fogón criollo).
Por su parte, la clásica confitería Real este año es coordinada por una artista local, Marina González, y siempre es un espacio ameno para descubrir nuevas voces. En tanto, la Peña Oficial (en el Centro de Convenciones, detrás de la Plaza de los Artesanos), programa a varios de los artistas destacados que están en la Próspero Molina.
En cuanto a los precios, las entradas rondan entre los 120 y 150 pesos, casi lo mismo que una cerveza, un vino de la casa, un locro o una muzzarella. Una parrillada para dos, en tanto, está entre 400 y 500 pesos. Casi un lujo para los tiempos que corren.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin