Press "Enter" to skip to content

Dante Benvenutti, fue uno de los máximos referentes del ciclismo nacional

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Había ganado la Doble Bragado y, pasados los años, alcanzó esa misma alegría su hijo

En marzo de 2012 falleció Dante Benvenutti, consagrado ciclista que tuvo su esplendor en las décadas del ´40 y ´50, a la edad de 87 años tras una penosa enfermedad.
Radicado en Cañuelas en sus últimos años, este ciclista formó parte de lo más excelso del deporte pedal al representar al país en cuatro juegos olímpicos y en tres mundiales además de recorrer prácticamente toda Sudamérica y de competir en todas las competencias nacionales de renombre con resultados más que interesantes ya que la victoria fue una aliada a lo largo de gran parte de su carrera.

De hecho no se puede dejar de mencionar los triunfos logrados en la Vuelta del Alto Valle del Río Negro lo cual le valió, según cuenta la historia, el ofrecimiento por parte del mismísimo Juan Domingo Perón de la gobernación de aquella provincia.

Su radicación en Cañuelas lo llevó a relacionarse con el ambiente ciclístico local, siendo un referente para varios cañuelenses, estando muy ligado a la peña La Tuerca.
En 2008 fue homenajeado al designar con su nombre una multitudinaria prueba ciclística que recorrió las calles céntricas.
En diciembre de 2011 fue invitado por el Círculo de Periodistas Deportivos de Cañuelas, a subir al escenario del Cine Teatro local para entregar el Tarquino de ciclismo.
También en 2011 Benvenutti participó en el acto de lanzamiento de las Olimpíadas Londres 2012 llevado a cabo en la embajada británica junto a otras glorias del deporte que compitieron en las Olimpíadas de Roma 1948.

UN POCO DE HISTORIA

Por Rubén Contreras(*)

Dante Benvenutti nació en 1925 iniciando su carrera deportiva ya en la década del ´40 haciéndose conocido rápidamente por sus dotes de “rutero” ganando algunas de las competencias mas importantes de la época como fue la “doble Monte” llegando en solitario, como a él le gustaba.

Luego corrió para el Moto Club, Freju y otras importantes firmas de la época compartiendo además equipo con Miguel Sevillano, Ceferino Perone y Humberto Varisco.

En 1948 Benvenutti ganó una de las Vueltas del Alto Valle Rionegrino mientras que en 1952 logró la más histórica de las competencias argentinas: la Doble Bragado, hazaña que repetiría su hijo, en los años 70.

También supo ganar en la Doble Rufino además de la Doble Venado Tuerto, en dos oportunidades.

Como si todo esto fuera poco compitió en cuatro olimpíadas y en tres mundiales, siendo director técnico nacional en dos de ellos.

Por otro lado fundó en nuestro país la fábrica de tubulares Criterium, material que, junto a las cámaras de pelota de fútbol, fueron exportadas a varios países del mundo.

Esta empresa tuvo una vida de cincuenta y un años desapareciendo, como tantas otras, en la década del ´90.

Sus tubulares fueron utilizados por los japoneses que sostienen el récord de diez campeonatos del mundo de velocidad pura.

Benvenutti también fundó y presidió Pro Ciclismo, entidad paralela a la Federación Argentina de Ciclismo, que organizó destacadas competencias.

Radicado en San Martín, en su momento Benvenutti compró un campito sobre el camino a Gral. Las Heras y una casa ubicada en ruta 205 y Uruguay comenzando su ligazón con Cañuelas.

Ya afincado en esa ciudad y retirado de la actividad comercial Don Dante se dedicó colaborar con varios ciclistas locales como Mariano Salmón a quien llevó al equipo Sevillano y compartiendo momentos con la Peña La Tuerca.

Luego de varios intentos logré la autorización, por parte del propio Benvenutti, de bautizar con su nombre a la competencia que tuvo lugar en noviembre del 2008.

Además gestioné ante el HCD el reconocimiento como Ciudadano Ilustre de Cañuelas, lo cual fue toda una sorpresa para el veterano ciclista quien recibió el galardón de manos del entonces intendente Gustavo Arrieta.

El hobbie de don Dante era pedalear todos los domingos hasta el puente de General Las Heras lo cual cumplió hasta los 86 años, hasta que la enfermedad se hizo presente.

En síntesis, se fue no sólo un gigante del ciclismo argentino y mundial, sino también una persona de bien.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin