Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Mirando atrás en el tiempo, se toma dimensión del paso de los años”.

Basta con hacer mención a algún hecho comentado en esta sección. En la edición del 11 de febrero de 1988, La Calle se refirió a un pibe de 15 años que, estando en tercer año del secundario, había comenzado a colaborar con el diario, en la parte deportiva.
-Cristian GROSSO, de él se trata, recordó el hecho en su página de facebook, en un comentario que le agradecemos mucho y escribió en estos días, lo que habla de su buena memoria…

Vvvvvv

La Calle, en aquel entonces, se alegraba de la “aparición de sangre nueva a la arena periodística”, como para “levantar el espíritu del alicaído ánimo de algunos cronistas…”.
Bueno es saber Cristian triunfó en su vocación y es un consagrado periodista de La Nación, con varios libros escritos, sin haber olvidado aquellos primeros pasos. Ha cubierto la información de varios mundiales y es de los que sabe ver “el otro lado de las cosas”, en lo que hace a la personalidad de jugadores, técnicos, dirigentes y periodistas.
Cristian tiene condiciones como persona que no aprendió ni en la Universidad y mucho menos en La Voz… Las trajo consigo al nacer…

Vvvvvv

Hay fotos que se sacan y luego no se publican, por distintas razones. Nunca de mala fe, pero a veces falta espacio y luego entran en el oscuro callejón del olvido. Todas “nacen” con las mejores intenciones, pero suelen perderse en el camino.
A veces surge algún operativo rescate, como ahora…

Vvvvvv

FOTO 1) Frente de la bicicletería de Juanico y Fernando Corigliano, en Lavalle, entre Del Busto y Belgrano. Era feriado y la cortina estaba baja.
-Es un lugar donde cada cliente es un amigo. Un espacio donde cien veces La Calle dejó la bici para reparar alguna cubierta y nunca tuvo que pagar… Por esa razón, está debiendo varias docenas de facturas, en señal de agradecimiento.
-Cuando se escucha decir que, “ya no hay gente buena”, hay que separar a Juanico… Allí los propietarios del local, juegan en el otro equipo: el de los creen que la bondad es moneda de mucho valor.

Vvvvvv

FOTO 2) En estos días un visitante no habitual, preguntó por el Policlínico Ferroviario de Bragado. “Es allí, aunque no lo va a poder encontrar”, le dijeron…
Hubo que explicarle: “El edificio de 5/6 pisos que está viendo, ha sido edificado en el lugar donde estuvo el Policlínico, que antes había sido el Sanatorio Santa Catalina.
Así transcurre la vida: Personas y casas van desapareciendo y sólo perduran durante cierto tiempo, en la memoria de quienes fueron testigos de la existencia…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin