Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Los problemas son muchos, razón por la cual muchas veces, no se sabe por dónde empezar…”.

“Estamos prisioneros, carcelero; yo de estos torpes barrotes; tú del miedo…”. Esta frase de un tema cantado por don Horacio, tiene autoría de Armando Tejada Gómez, salvo que La Calle esté en un error…
De cualquier manera, esa frase formaba parte de la canción dedicada al carcelero…

Vvvvvv

También decía en otro párrafo: “Le regalé una paloma al hijo del carcelero; cuentan que la dejó ir tan solo por verle el vuelo… ¡qué hermoso va a ser el mundo del hijo del carcelero…!”.
En estos días, en nuestro diario, salió la noticia de trabajos de reparación de un colegio, realizados por presos.
-Una noticia con doble contenido positivo: Es una manera de reconciliarse con la sociedad y buscar el camino de reinserción laboral al recuperar la libertad.

Vvvvvv

Estamos prisioneros del flagelo de las adicciones. Se llamen alcohol o cualquier otro tipo de drogas no legales. Muchas veces parece que, ante tamaño problema, nos quedamos sin respuesta…
¿Qué más quieren los encargados de envenenar el agua que toman las palomas, que son nuestros hijos o nietos…?

Vvvvvv

Ante el temor a un enemigo peligroso, la tendencia natural de la gente, es encerrarse. “Aquí no han de entrar”, se dice uno, atrincherado.
No se sabe, no se piensa, no se lo advierte… No podemos quedarnos encerrados todo el tiempo; los chicos deben salir por obligación y terminan teniendo amigos en la calle, donde hay de todo, buenos y malos. Además, las malas noticias, como el viento huracanado, se filtran por cualquier hueco.

Vvvvvv

No es nuevo y se ha dicho muchas veces: Bragado necesita un centro de rehabilitación, atendido por personas con conocimientos y buena voluntad. La sola teoría es insuficiente; hay que poner afecto al servicio de esa causa.

vvvvvv

Hay cien ejemplos de la sanación que surge de la compañía y el cariño. La foto -la zona familiar-, muestra a Nelly Graciela, con domicilio en Merlo. Bastó su llegada a la casa, para que todo pareciera mejorado.
El afecto es la más necesaria de las drogas…

Vvvvvv

Hay vecinos que recurren a las oraciones, como forma de apoyarse en la esperanza de solución a sus problemas. Por ejemplo, la imagen de la Virgen de Luján, calle por medio con la capilla del Hospital, siempre tiene flores frescas, señal del agradecimiento por haber sido escuchados…
Postal casera: Nelly Graciela, visitante siempre bienvenida; la dueña de casa y una de sus hijas, docente de corazón.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin