Press "Enter" to skip to content

Tablones…, lugar para la familia y la amistad

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Todo evento deportivo tiene su objetivo. Lo primero que llega a la mente es la competencia en un mismo lugar entre, al menos, dos para quedarse con la mejor medalla, el mejor trofeo o el medio del podio. Otras veces, es solo una persona la que intenta cumplir esa meta que, minutos después, también busca el rival cuando el que paró está con los latidos alterados.
En esta forma de mejorar la calidad de vida llamada deporte, existe otro aspecto que permite que todo tenga un color y calor inconfundibles: el público.
En el fútbol, la gente también juega. En un primer momento, los fanáticos miraban los partidos parados y pegados a las líneas del rectángulo; luego, se fueron para los tablones, esas largas maderas que quedarán en la memoria de todos; hoy, casi todo es cemento. Sin embargo, cuando se quiere resaltar el apoyo, se sigue cantando que el aliento baja desde el tablón.
Cuando en ese público está la familia con las reposeras, el mate y las galletitas, la cosa es muchísimo mejor. Ni hablar cuando los espectáculos se hacen en lugares que se lo merecen.
De todo eso parece haber tomado nota la liga local. Con su “Copa de Cuarteles” llevó el fútbol al interior del partido de Bragado y escribió una nueva página en su rica historia. Lo llevó a pesar de las dificultades que existen a la hora de organizar cualquier evento.
Y la gente respondió. Tal es así que en Irala y Mechita, las sedes del último domingo, hubo más de 600 almas -200 más de lo que se pensó en un primer momento- alentando a sus colores y seres queridos.
-Muy bien por la Liga Bragadense de Fútbol, entidad que pensó en la familia, algo que muchos dejaron de lado.

FOTOS: Roberto Bueno Fotografía Social y Liga Bragadense de Fútbol

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin