Press "Enter" to skip to content

Varios allanamientos por picadas ilegales en nuestra ciudad

-Hubo secuestro de motos, teléfonos celulares y repuestos -Los procedimientos, que se efectuaron el miércoles, están enmarcados en una investigación que llevaron a cabo conjuntamente la policía local, Dirección de Tránsito y el área de monitoreo

En un operativo sin precedentes en nuestra ciudad, la justicia en su conjunto decidió avanzar contra un reclamo para el cual la sociedad demandaba una respuesta.
Durante la tarde del miércoles, se efectuaron un total de 14 allanamientos en simultáneo, en distintos puntos de nuestra ciudad, producto de una investigación que se venía desarrollando desde hacía algunos meses por “picadas ilegales”.
Los trabajos de investigativos fueron realizados en conjunto por la Dirección de Tránsito, Policía de Bragado y la Dirección de Monitoreo, siendo esta última dependencia de vital importancia para el aporte de imágenes que permitían identificar a quienes participaban de estas acciones, que son consideradas un delito.
El comisario Alejandro Aguilera señaló que la investigación se basaba en las picadas ilegales que se desarrollaban en Acceso Perón, Ruta Provincial Nº46 e incluso en el centro de la ciudad y sus sanciones están contempladas en el Artículo 193 bis del Código Penal, donde se prevén penas de prisión que van desde los tres meses a los seis años.
“El día miércoles, el Juez de Garantías de Mercedes otorgó 14 allanamientos que se llevaron a cabo todos en Bragado, en los cuales se trabajó en conjunto con las policías de 9 de Julio, Sub DDI de Bragado, policía vial de Bragado y Dirección de Tránsito. El resultado fue altamente positivo; en los lugares se halló a los responsables, algunos mayores de edad y otros menores, los cuales fueron notificados de la formación de la causa con las investigaciones en curso. Se les dio a conocer la caratula y el fiscal que interviene” informó.
Aguilera señaló que además de las imágenes donde se registraban estas maniobras, se trabajó con el aporte de información por parte del área de tránsito en los distintos operativos que se llevan adelante. También se tuvieron muy en cuenta las llamadas al 911 en las que los vecinos alertaban sobre estas situaciones y que todas son grabadas.
En los allanamientos, se procedió al secuestro de motos, de variada cilindrada (110 en su mayoría) y hasta de un cuatriciclo, como así también de teléfonos celulares y repuestos para motos, en lo que refiere a autopartes.
“Lo de los celulares se debe a que había grupos de whatsapp y en las distintas redes sociales se informaban entre ellos los lugares donde personal policial, inspectores de tránsito y demás se hallaban haciendo operativos. Es por eso que se secuestraron” indicaron.
Sergio Ledesma, director de Tránsito, se refirió al accionar de la justicia en un tema que generaba mucha preocupación en los vecinos: “Esto es algo que los vecinos de Bragado reclamaban hace mucho, es otra tarea más que se hizo porque hay gente que ha prestado su colaboración en cuanto a los testimonios que brindaron para llegar a estos allanamientos. En realidad, esto no es algo que uno busca, pero es una de las formas que el estado tiene para dar el presente en estas manifestaciones que ponen en riesgo la vida de los involucrados, como la de terceros”.
Por su parte, Fabio Foieri, director de Protección Ciudadana, destacó la coordinación y el trabajo en conjunto para abordar estos ilícitos y que Bragado es una de las tres comisarías de la provincia de Buenos Aires (9 de Julio y Chacabuco también) en realizar una labor semejante ante este tipo de cuestiones.
Todos aquellos vecinos que detecten que se están corriendo picadas o se están llevando a cabo acciones peligrosas deben llamar al 911 o denunciar en la fiscalía.
La totalidad las personas involucradas fueron procesadas, en el caso de los menores de edad, quedan a cargo de la Fiscalía de Menores.
“Uno de los objetivos donde no se encontró la moto, pero justamente en ese lugar el día lunes los “moto policías” interceptaron ese rodado que era llevado por uno de los causantes de estas picadas, donde el motor no correspondía a un rodado 110 cc, sino que era de una cilindrara mayor (125) y la misma tenia pedido de secuestro desde el 2012 por parte de la comisaria de 9 de Julio. Ese tipo de competencia da lugar a armar y desarmar con autopartes de procedencia ilícita” comentó Aguilera.
En cuanto a los objetivos donde se concretaron los allanamientos, no se encontraban talleres mecánicos, aunque durante enero se realizaron distintas inspecciones en ellos, donde no se han producido novedades por pedidos de secuestros.