Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Una cosa es querer y otra, muy diferente, poder hacerlo”

El de ayer ha sido otro día con mucha humedad, esa que no le hace bien a los huesos gastados por el lento paso de los años.
Dando razón al dicho y lo sostenido por La Calle, allá por las 13, el sol se dio una vuelta para saludar. La gente siempre espera, al sol, a la alegría, a la justicia. Por eso, agradecimos esa señal positiva: “el sol siempre está”.
-Es cosa de DIOS y forma parte del bagaje de cosas positivas que recibimos, muchas veces sin darnos cuenta.

Vvvvvv

Cuando La Calle llegó a Bragado sabía que la pelota era redonda; que había grandes jugadores, a los que había conocido por las tapas de El Gráfico, pero no se animaba a escribir un comentario.
Con el tiempo, a partir de las fotos, se animó. El coraje ya da para todo.

Vvvvvv

Hoy -por cuestiones de almanaque-, está dejando de ir a las canchas. Le pasa lo del cóndor: sueña que va a volar, pero al final se queda en su lugar. No hay que lamentarlo tanto. En cambio, dar gracias por las veces que pudo estar allí y sumar amigos. Conocer gente, en general buenas personas.
-Cosechar algunas críticas, seguramente justas, y tener un carnet de cronista deportivo que nunca usó, por vergüenza.
Ayer para saber el resultado del primer partido jugado en Mechita, llamó al Destacamento y le informaron. Sólo para tener el dato, por aquel amor propio que nunca se pierde del todo.

Vvvvvv

En el Destacamento estaba el Oficial Urquijo quien recordó que estuvo unos años en el Hogar Mignaquy. A La Calle le hizo bien la evocación, porque permitió acordarse que era sobrino de Ricardo Sáez, que hace poco nos dejó, demasiado temprano debido a su edad y calidad humana.

Vvvvvv

La hora del retiro, de cualquier actividad, genera nostalgia, pero por sobre todo, despierta recuerdos agradecidos. La Calle ha conocido a mucha gente en este oficio de cronista, sabiendo un poquito de todo y, en el fondo, muy poco de nada. El que fuera aceptado como tal, fue el mejor premio.

Vvvvvv

La Calle tiene que destacar cosas sobre Aldo San Pedro, quien hace dos días fue recordado en Quilmes, con palabras justas y una congoja que se comparte a la distancia.
Con el entonces Intendente de Bragado, compartimos una visita a una familia en la avenida Sarmiento. Fue hace rato, pero los presentes y La Calle no olvidan aquel gesto. Gesto que tuvo otras demostraciones de su sensibilidad social.

Vvvvvv

Otra demostración que nunca la agradeció La Calle a San Pedro. En el salón de actos del Municipio, había entrega de trofeos a deportistas. Estábamos allí sacando fotos, cuando el Intendente llamó para que, como si se trata de un personaje importante, La Calle hiciera entrega al joven ciclista Renzo Martins.
-Fue un modo de tenernos en cuenta; una alegría inmerecida. Algo que aunque haya pasado tiempo, reconocemos desde aquí, sabiendo que llegará a destino.

Vvvvvv

Con dedicatoria. San Pedro pensó mucho y trabajó por el Hospital. No pudo concretar todo, pero dejó paredes y equipos, que serán de utilidad en algún momento.
Estas dos fotos demuestran la atención de una de las salas. El pibe de 11 años, se llama Thiago y fue operado de apendicitis; quien lo cuida es su hermano mayor, Lucas.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin