Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “El mundo anda a los tumbos, es cierto. Estamos dentro del mismo cascarón. Hay que sacar el lado bueno de cada uno”.

Dicen que, “mal de muchos es consuelo de tontos”. La Calle prefiere no sacar patente de vivo y jugar a que todo está al borde del precipicio. Es que mientras los habitantes de Siria, están a la espera de la bomba que está en el aire, nosotros aún podemos respirar aire puro.

Vvvvvv

En Bragado nacen nenes todos los días y los papás renuevan sus esperanzas en torno a ese capullo que acaba de llegar a un mundo que necesita encontrar lugar para TODOS.
No será cerrando la ventana a la ilusión, ni la puerta al que nos pide una mano, que hemos de ayudar a crecer felices a los recién nacidos.

Vvvvvv

La Calle suele preguntar a los papás recientes, si tienen trabajo. Por suerte, la mayoría dice que SÍ, “aunque tengo que hacer gambetas para que el sueldo llegue a fin de mes”.
Nosotros los argentinos, no tenemos vocación de hermandad. Mientras la tele muestra como los presidentes de las DOS Coreas, caminan hasta estrecharse las manos, muchos de nosotros estamos averiguando a qué hora sale el helicóptero en el que viajará el presidente Macri, rumbo al destierro.

Vvvvvv

El doctor Ricardo Balbín -¿alguien se acuerda de él?-, decía que el que gana gobierna y el que pierde ayuda, muchos juegan apuestas en contra de la continuidad. Como si mantener la “casa en orden”, como dijera Alfonsín, no fuera obligación de todos.

Vvvvvv

No es fácil gobernar en tiempos tormentosos. Los males no nacieron en diciembre del 2015. Se venía de lejos, escondiendo basura bajo la alfombra. Decir que estaba todo bien, con el 29,5 de pobres, es faltar a la verdad, cosa que a los grandes no se puede disculpar.

Vvvvvv

Claro que corresponde que el gobierno piense en TODOS. Antes, ahora, mañana, siempre. Para que no lo olvide están los legisladores, los sindicatos, los periodistas. Si algo hace falta es no olvidar a la GENTE. En los que pierden el empleo; en los que no tienen frazadas; en quienes no van a la escuela.

Vvvvvv

También hay obligaciones solidarias en nosotros. Los que aún tenemos algún mango en el bolsillo, no podemos mirar para otra parte.
Los empresarios que ganaron mucha plata y no se resignan a ganar menos, deben pensar bien antes de despedir personal. Sin embargo, con su cuota de egoísmo a cuestas, no les tiembla el pulso.
-¿Algún día, los que están del otro lado del mostrador, se pondrán en lugar de sus empleados?.
Decidamos de una vez, ser un país en serio. Como en los matrimonios, compartiendo buenas y malas, evitando que el hilo se corte por lo más delgado.

Vvvvvvv

Todos queremos la AUTO-VÍA hasta Bragado, con un cantero con flores en el medio. Pero debemos hacer saber a los que mandan, que más nos interesa que el PUCHERO alcance para todos. Por eso, estamos reclamando eso y no que se vayan y nos dejen solos.
Tengamos paciencia, memoria, capacidad para ayudar si se puede. Echar nafta al fuego, no es tarea que corresponda a los ciudadanos.

Vvvvvv

Un peligro menos. El pozo de la calle Rauch se había hecho amigo de los vecinos. Acaba de ser cubierto con la tierra que se había descargado a su lado. El pozo dejó de existir y de asustar con la sensación que podría llegar a devorarse una casa.
-Los problemas se resuelven de ese modo. Tapando el pozo, antes que alguien se caiga en él.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin