Press "Enter" to skip to content

Yaffaldano y su historia con el clásico bragadense: “Como presidente lo vivo más tranquilo que en mi época de jugador y DT”

La máxima autoridad de Sportivo habló con La Voz de la previa del gran partido que se viene contra Bragado Club por Copa Bragado. “Esperamos que salga todo bien y ganemos”, expresó.

Faltan apenas dos días para el gran choque entre Sportivo y Bragado Club por la semifinal de la Copa Bragado “Don Ángel Pujol”, pero el partido ya comenzó a jugarse desde el minuto uno en el que ambos equipos supieron que iban a volver a verse las caras.
Y un hombre que conoce al pie de la letra la historia de los clásicos bragadenses es el actual presidente del club “rojinegro”, Mauricio Yaffaldano. “Viví el clásico como jugador, luego como entrenador y ahora lo vivo como presidente. Si bien son sensaciones distintas, siempre está presente la ansiedad de que empiece el partido, que salga todo bien y que, por supuesto gane Sportivo. No importan si tengo puestos los pantalones cortos o los largos”, confesó en diálogo con La Voz.
Yaffaldano escribió en los ’90 su propio capítulo como jugador en la historia de la institución que hoy lo tiene como su máxima autoridad, desde hace ya diez años. “Cuando jugaba lo vivía con mucho nerviosismo desde lo personal. Pero con el paso de los años, cuando me tocó ser DT, la responsabilidad fue mucho mayor, porque hay que estar al frente de todo un equipo y no existe lugar para pensar individualmente. Sin dudas, es la etapa en la que más nervios sentí en la previa a un clásico”, rememoró.
“Hoy, como presidente, la adrenalina desde lo deportivo se fue calmando, porque no es mucho lo que se puede hacer para influir dentro del campo de juego. Sin dudas, esa etapa ya pasó. Pero ahora estoy al frente de la parte organizativa, que también es importante, porque sin ella ni siquiera habría partido por jugar. Siempre buscamos con la Comisión Directiva que el fútbol sea una fiesta y en ese sentido también es un desafío y genera una responsabilidad”, analizó Yaffaldano.
Si se le pregunta por algún clásico en particular que recuerde de manera especial, la respuesta llega casi instantáneamente: “Como jugador, tengo que decir que el más importante fue en el año ’96, cuando nos enfrentamos con Bragado Club en la final de la Liguilla y perdíamos 2 a 0. Faltaban pocos minutos y vino el descuento de Fabricio Ramos. Y ya sobre la hora vino el gol histórico de Toto Mauro, con un remate que se clavó en el ángulo de Claudio Reynoso, que era el arquero de Bragado Club en aquella época”.
La jornada también es atesorada por Yaffaldano porque tuvo una cuota de cercanía familiar. “Recuerdo que definimos por penales y el gol del triunfo lo hizo mi hermano Horacio. Fue una alegría muy grande. Después, jugamos la final anual con Defensores del Bajo y la ganamos en los 90 minutos”, repasó.

UNA COPA MUY ESPECIAL
La actualidad es distinta: este domingo serán otros nombres los que se vean en el césped del Complejo Municipal con relación a hace dos décadas, y en el marco de un campeonato que por entonces no estaba en los planes de los protagonistas de la Liga Bragadense.
Para Yaffaldano, el del fin de semana será un clásico único e irrepetible como los anteriores, pero con el condimento especial de que estará en juego el pasaje a la final de la Copa que lleva el nombre de uno de los emblemas de la entidad “rojinegra”.

“En todos los Sportivo-Bragado Club hay algo para ganar y algo para perder. Algunos definen campeonatos, otros clasificaciones. En los últimos años nos han encontrado a los dos equipos definiendo cosas importantes. En este caso, se da que uno de los dos equipos va a quedar afuera de una final. Esta es una Copa nueva, pero lleva el nombre de Ángel Pujol, que es una persona muy querida para nuestra familia ‘rojinegra’. Y, por supuesto, queremos ser los primeros en la historia en ganarla, ¿y qué mejor que dar el gran paso a la final contra nuestro histórico rival?”, concluyó.

 

Mauricio Yaffaldano.