Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Una actitud fuera de toda lógica, desata un aluvión de palabras”.

La Calle de este domingo, no puede sino decir algo –al menos-, sobre la agresión al micro en el que viajaban los jugadores de Boca, rumbo al estadio de River, para jugar el llamado súper clásico histórico.
Es como si se hubiera promocionado demasiado el partido, tanto que llegaron periodistas de todo el mundo.
-Es sólo UN PARTIDO DE FÚTBOL, por el cual muchos parecemos dispuestos a dar la vida. No parece justo; es evidentemente exagerado.

Vvvvvv

Pasa en muchos órdenes de la vida nacional. Arrastramos muchas rivalidades y pocas señales donde las ganas de hermanarnos, se expresen más o menos claramente.
Es una pena. Gente que hizo un enorme sacrificio para llegar a Buenos Aires a ver el partido, debió esperar mucho en medio de la incertidumbre.
Finalmente deberán volver hoy…

Vvvvvv

La Calle quedó en deuda con algunas acotaciones surgidas de la presentación del libro de la escritora y docente Adriana Álvarez Moreno. Se produjo el viernes en la Biblioteca Belgrano donde siempre es bueno estar. Los libros son buena compañía.
-Si buscamos un poco, encontraremos muchos ejemplos de esta ya histórica bronca entre argentinos.
-De golpe, ante un hecho nuevo, resurge aquel antagonismo que nos hace mucho mal.

Vvvvvv

El libro que se presentó, en medio de un clima de cordialidad para tomar ejemplo, hizo referencia a un pueblo del Partido de Alberti. Se llama PLÁ, apellido del donante de las tierras, teniendo en estos momentos unos 200 habitantes.
-La escritora mostró fotos, ropa, recuerdos. Una forma de atesorar valores que, aunque estén en el corazón, está bueno que adquieran forma visible.
Algo que La Calle no hizo. Debió guardar algún tarro lechero; algún retazo de recado, con carpincho y todo; algún bozal usado por el caballo nochero.

Vvvvvv

La señora Adriana, con hijos y nietos, es aún joven, pero ha podido reconstruir su historia personal. Mostró una foto donde, a la izquierda, está su tío abuelo, que fue jefe de estación y murió de un misterio disparo, cuyo responsable nunca se encontró.
En la entrada del pueblo, está la imagen de la Virgen Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona del lugar.
La estación de trenes por ahora sin trenes, fue inaugurada en 1909 y en la actualidad está siendo reciclada.
“Dos hermanos de mi mamá fueron ferroviarios”, dijo como para explicar la relación de los relatos de su libro, con el tren.

Vvvvvv

“La Escuela de mi niñez, fue construida en 1936, cuando era gobernador don Manuel Fresco”, explicó.
-Conclusión callejera: “Es bueno y necesario guardar cosas de nuestra familia, como testimonio de haber vivido en un tiempo real; guardar todo en la memoria no es suficiente”.

VVVVVVVVVVV

 

Gente que asistió el viernes y llegó temprano.

 

La estación Plá de fondo y personas, de traje, parados delante, como haciendo guardia.

 

Adriana Álvarez Moreno, estuvo para la Feria del Libro y volvió para presentar su libro, escrito con el corazón.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin