Press "Enter" to skip to content

Bragado sufrió el bochorno del Superclásico y se postergó la fecha de la Liga

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La decisión se tomó al no haber acuerdo entre los diferentes clubes que deben disputar las semifinales del Torneo Clausura. Al final, no hubo fiesta ni en la Capital Federal, ni tampoco en el Complejo Municipal.

-El escándalo de la suspensión de la finalísima de la Copa Libertadores, que debían disputar el fin de semana River y Boca en el Monumental, hizo eco en el fútbol bragadense.
Luego de los incidentes que tuvieron lugar en el barrio de Núñez, a pocos metros del estadio Antonio Vespucio Liberti, que terminaron con el óminbus que trasladaba al plantel xeneize con los vidrios destrozados a piedrazos y dos jugadores de Boca heridos, la Liga Bragadense decidió el sábado por la noche postergar para el próximo domingo los encuentros entre Bragado Club y Sportivo, y El Campín y Juventud Salaberry, válidos por las semifinales del Torneo Clausura 2018.
Según pudo saber La Voz, la resolución de la entidad que preside Oscar Peracca, se tomó a pocas horas de conocerse la de CONMEBOL, en acuerdo con los presidentes de River, Rodolfo D’Onofrio, y Boca, Daniel Angelici, que fijó ayer a las 17 horas como fecha para la disputa de la final de la Libertadores.
Sin embargo, el final de la historia es conocido: hacia el mediodía, una presentación del club xeneize ante la confederación que regula el fútbol sudamericano, desató una nueva postergación del encuentro que varios de los medios nacionales describieron como “La Final del Mundo”. En consecuencia, el balón no rodó en el Monumental, pero tampoco en el Complejo Municipal.
Cuando el presidente de CONMEBOL, Alejandro Domínguez, comunicó oficialmente que la entidad había hecho lugar al reclamo del club de La Ribera, que argumentaba encontrarse en una situación de desventaja deportiva -en alusión a los jugadores que sufrieron el ataque al micro camino al estadio-, las semifinales del torneo de la Liga local ya estaban suspendidas.
Algunos jugadores de los equipos intervinientes en el tramo final del Clausura, admitieron a La Voz que desconocían las razones de la decisión de Oscar Peracca. Otras fuentes indicaron, en cambio, que tuvo que ver con una “falta de consenso”, entre los cuatro clubes alrededor de los horarios más convenientes para disputar la semifinal, de manera tal que todos pudieran ser testigos del Superclásico -que nunca se jugó-, sin perjudicar al campeonato local.
Nada de todo eso sucedió. Mientras en la capital del país, los clubes, la CONMEBOL y los gobiernos nacional y porteño, intentan encontrar una salida elegante a un escándalo que gira alrededor del mundo, en Bragado el fútbol volverá el próximo domingo.

 

La cancha del Complejo Municipal completamente vacía. La misma postal se observó en las tribunas. Ayer, en Bragado, debió haber habido fútbol.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin