Press "Enter" to skip to content

Lizárraga lamentó la suspensión de la fecha: “Teníamos muchísimas ganas de jugar”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El capitán de Bragado Club se refirió a la postergación del clásico con Sportivo por la semifinal de ida de la Liga, como consecuencia del escándalo en el Superclásico. “Por circunstancias ajenas a nuestro fútbol, quedamos nosotros como los desprolijos”, manifestó.

Así como ocurrió con el escándalo de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, Bragado también tuvo, el domingo pasado, su propia versión del “superclásico que no fue”.
Con la postergación del encuentro que debían disputar el sábado los dos clubes más grandes del país, como consecuencia del ataque al ómnibus que trasladaba al plantel “xeneize” hasta el Monumental, sin tener voz ni voto en el conflicto, la Liga Bragadense de Fútbol, terminó “pagando los platos rotos”.
Es que, tal como informó en su edición de ayer La Voz, la decisión de la CONMEBOL de jugar el Superclásico el domingo -lo que finalmente tampoco sucedió- obligó a la entidad que preside Oscar Peracca a suspender los encuentros de ida por las semifinales del Torneo Clausura, que debían disputar Bragado Club y Sportivo, por un lado y El Campín y Juventud Salaberry, por el otro.
Las dirigencias de los cuatro equipos protagonistas del tramo final del torneo entendieron que el Superclásico afectaría al espectáculo local, pero no hubo acuerdo entre las partes acerca de cuáles eran los horarios más conveniente para programar los partidos. En definitiva, atrapado y sin salida, el presidente Peracca tomó la decisión de postergar la fecha para el 2 de diciembre, postura que se juzgó como acertada, aunque para los jugadores no dejó de significar una mala noticia, teniendo en cuenta que estaban preparados para saltar al campo de juego en el Complejo Municipal.
“Los cuatro equipos tuvieron razones para entender que el Superclásico los perjudicaba, pero no se llegó a un acuerdo y se suspendió la fecha. Cada uno defiende sus intereses y está bien. Ninguno quiso sacar ventaja, ni nada por el estilo. A todos nos perjudicó el tema del Superclásico y tal como se dio todo, parecería que somos nosotros los desprolijos”, reflexionó en diálogo con La Voz el capitán de Bragado Club, Jorge Lizárraga.
En la antesala de vivir desde adentro un nuevo clásico frente a Sportivo, el defensor del “tricolor” lamentó que el partido de ida de la semifinal, no haya podido jugarse en el día y horario previstos originalmente. “Esperamos que todo esto pase pronto y termine bien el año. Siempre pensamos en hacer lo mejor para nuestro fútbol y que todo sea lo más sano posible, pero sobre todo, que la historia se defina en la cancha. Los cuatro equipos teníamos muchísimas ganas de jugar el fin de semana pasado, pero por circunstancias ajenas lamentablemente no se pudo”, expresó.
Por otra parte, Lizárraga celebró la confirmación de que para el año próximo regresará la competencia regional, que este año no se disputó por la reestructuración de los Torneos Federales. “Estamos muy contentos por lo del Federal, aunque todavía no está definido el formato. Seguimos esperando la definición, pero más allá de eso, es un objetivo que todavía queda un poco lejano. La cabeza sigue puesta en lo local, ya estamos entrenando y pensando en lo que viene”, concluyó.

 

Jorge Lizárraga.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin