Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Siempre habrá alguien esperando una palabra, una mano tendida, un buen consejo”.

Por eso, hay que andar por las calles con los ojos abiertos y los oídos atentos. No basta con dejar las cosas en orden en el nido propio. Hay que tener en cuenta a los pichones que andan por allí buscando un lugar, aunque sea en nido ajeno.

Vvvvvv

Hay pájaros cómodos, como solemos ser algunos seres humanos. Ponen sus huevos en nidos ajenos, para que otros los empollen y una vez nacidos los pichones, se encarguen de alimentarlos. Así no vale, muchachos.
-No se trata de seguir el ejemplo de los tordos; es con esfuerzo y desvelo que se construye el nido y se crían los hijos.

Vvvvvv

Amigos de La Calle sostienen que, “pobres habrá siempre”. Aseguran que es una cuestión humana. Es posible que sea una respuesta científica, a la que valdría la pena cuestionar.
En todo caso, aunque todos nacemos sin ropa, hay quienes llegan a lugares, donde todo está jugando en contra. No se pueden elaborar buenos sentimientos, en medio de castigos y malos tratos.

Vvvvvv

Ocurre que la siembra es temprana. Los malos ejemplos, el poco afecto, la falta de contención, marcan para siempre el corazón y la mente. Los niños desdichados, están condenados a no florecer en actitudes bondadosas.
La Calle cree que, aún en el peor de los casos, siempre habrá lugar para sanar las heridas tempranas. Todo será más difícil, si sobre llovido, arrojamos más agua.

Vvvvvv

Por eso, las sociedades tienen establecimientos destinados a albergar niñas/niños que, en medio del afecto y las actitudes de tolerancia, son capaces de variar su concepto sobre la condición humana.
De no ser así, no tiene sentido mantener en funciones estas instituciones. “Todo se cura con amor; dejando hablar al corazón”, diría Facundo Cabral.

vvvvvv

Las drogas… Han aparecido en medio de la falta de cariño, como un alivio. Sin embargo, generan un estado de bienestar efímero.
-Lo que empezó siendo una buena noticia, se convierte en otro castigo.
Por eso, las comunidades de estos tiempos, tienen un doble trabajo. Curar las heridas del alma y las lastimaduras que las adicciones producen en la mente.
-Por suerte, hay muchos decididos a trabajar por la recuperación. Los médicos, enfermeras, religiosas, voluntarios, todos son necesarios en la lucha por hacer más habitable, el espacio de suelo que ocupamos.

Vvvvvv

Hay lectores que reclaman por un poco de optimismo, en los comentarios. En ese sentido, La Calle es obediente. ¿Saben algo? Hay gente que tiene mucha plata, sin poder ser felices. No es sano acumular, como las hormigas; todo tiene un límite y desde hace siglos, se afirma que, “todo el oro del mundo, no puede comprar ni salud, familia, ni conformidad con uno mismo”

Vvvvvv

En cambio, están los que nada tienen y sin embargo, se van con una sonrisa serena y la conciencia tranquila. Es que no hay hecho mal a nadie, tal vez la mayor fortuna que se puede exponer a la hora del necesario balance. Si no se causa daño a los semejantes y, además, tratamos de ayudar al que algo necesita, la misión se habrá cumplido.

Vvvvvv

Hacía mucho que no le encontrábamos. Es que La Calle sale poco y esa persona tiene ocupaciones en otros lugares. Saludó con afecto; informó sobre el bienestar de los hijos y la salud de quien es su compañero de ruta. Es decir, dio buenas noticias y eso ayuda a sentir que no todo es negativo.
Ocurre que sabemos “pedir” demasiado y, en ese afán de acumular, no encontramos la paz necesaria. Estos comentarios sobre el buen comportamiento humano, se convirtió en la buena noticia del día. Al fin, lo que nos habían encargado…

Vvvvvv

Hemos conocido, sobre todo a través de la radio, a muchos relatores de fútbol. Desde el legendario “Lalo” Pellicciari hasta Fioravanti, rosarino, de mucha cultura, que compartió la época con Luis Elias Sojit, el maestro de muchos.
José María Muñoz (foto) fue de los grandes relatores, siendo sucedido por el uruguayo Víctor Hugo Morales. Extrañamente, a ambos los perjudicaron cosas ajenas a su oficio.

Vvvvvv

La alegría de Julito “Mago” PAVONI, es estar en la radio donde hubo próceres de la radiofonía argentina, como Antonio Carrizo, “Cacho” Fontana y Héctor Larrea.
Bragado puede sentir orgullo de haber sido la cuna de lo creador de Rapidísimo.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin