Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Las relaciones entre personas y países se tornan cada día más complicadas”.

Hubo tiempos en que todo parecía fácil. La globalización, pensaba uno, deberá facilitar las cosas. “Si el mundo es uno solo y hasta se habla de una sola bandera, todos deberíamos ser ciudadanos en igualdad de condiciones”.

Vvvvvv

No todo está siendo así. Los grandes siguen siendo grandes y hay países chicos en poderío económico, que se han puesto los pantalones largos. En este lado del mundo, todo sigue igual. Sin guerras lejanas que necesiten alimentos como cosa de vida o muerte, la competencia se ha puesto muy dura.
Mercados que eran argentinos, ahora están en manos de chilenos, uruguayos, paraguayos y si hay guerra, muchas veces parece que fuera entre nosotros.

Vvvvvv

La apertura de la importación de muchas cosas, está haciendo cerrar fábricas nacionales. Por ejemplo, de zapatillas ¿Y la protección a lo nacional?. Parece que por ahora, está en el refrigerador y los operarios tratando de cobrar el seguro por desempleo.
¿Quién decide estas cuestiones? Se supone que las autoridades del gobierno nacional. No se sabe las causas por las cuales no hay más pedidos de rectificar el rumbo. Hay tanta marcha justa que, a veces, suelen ser atendidas, que bien podría probarse.

Vvvvvv

Las inversiones prometidas… Algunas están llegando. Incluso hay ejemplos, como la reciente visita de China, las obras encaradas por la empresa rusa THM y la construcción de autopistas.
Lo que costará será la reubicación de los que se quedan sin el trabajo que tenían. Hay, parece, un nuevo mercado de trabajo, al que hay irse adaptando.

Vvvvvv

Algún programa de televisión, ha hablado de DOS países. Es cierto. Para algunos está todo bien; para otros, todo se modificó sin muchas explicaciones previas y hay que volver a empezar.
-Estamos como volando a ciegas.

Vvvvvv

Uno de los problemas nacionales, es que los planes de gobierno se modifican en forma permanente. Aún sigue estando en discusión, hasta dónde conviene tener una industria nacional fuerte.
Sin embargo, es lo que ha hecho China, por ejemplo, y hoy no depende demasiado de ayudas externas.
En Argentina, se desmorona lo que mucho costó construir, cuando se abre la puerta a lo que de afuera.

Vvvvvv

Cuando hay producción nacional, surge el intercambio. Si poco y nada tenemos para ofrecer, no queda opción que comprar al que tiene en cantidad.

Vvvvvv

Mientras tanto, como para compensar, hay chicas de Bragado, como Paloma Angione –con sólo 15 años-, que está paseando por Disney World, premio que ganó cantando en el programa de Juanita Viale.
La foto la muestra junto a Daisy, de la “familia” del Pato Donald…
-Es una postal para alegrar: Por el presente que está disfrutando y por el futuro que se vislumbra brillante, por sus condiciones como cantante y calidad transparente como persona.

Vvvvvv

La cercanía de fin de año obliga a ensayar un balance. Lo primero pasa por agradecer los amaneceres que hemos podido contemplar, a veces sin tomar en cuenta la fortuna que eso significa.
Lo siguiente es desear que el país en que nacimos, sea capaz de proveer de lo necesario a sus hijos. Este es un ruego reiterado, aunque cuesta trasladarlo a la realidad.
Algunos piensan que el egoísmo es el principal enemigo y es muy posible que sea verdad.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin