Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Los músicos y cantores, tienen un espacio en el ancho espacio que excede el sendero de la vida”.

Se trata de un modo de decir que ellos, dueños de gorjeos y poesías, se aseguran un lugar especial en el corazón de la gente, a la que le regalaron emociones que no tienen precio.
La Calle cree que es bueno que el homenaje a Jorge Dellegracie, se haga en Mechita, a plena luz del día, con música de todos los ritmos y recuerdos que perduran y se agigantan.

Vvvvvv

No es raro que Luis Dorrego, junto al papá de Jorge y el Delegado Juan Carlos Gómez, se hayan ocupado de toda la organización.
Por supuesto, vendrán sus amigos y compañeros del Conservatorio de Chivilcoy.
Cuando alguien, siendo joven, alcanza el prestigio que había logrado Dellegracie, la pena se achica, frente a la alegría de ver lo que pudo hacer en poco tiempo, con voluntad e inspiración. Con ser notable su ausencia, es como prolongar su existencia, multiplicada en amigos.

Vvvvvv

Será el domingo, desde las 13 horas en Mechita, el pueblo que lo vio crecer. Tal como fue testigo de los años de trabajo de su papá Roberto Jorge, ferroviario de alma y corazón.
-Tal vez por eso, en medio de la nostalgia, sea bueno recordar al músico Abel Fleury, de cuyos temas, Jorgito fue un intérprete privilegiado.

Vvvvvv

Abel FLEURY nació en la ciudad de Dolores, el 6 de abril de 1903 y murió en Buenos Aires, el 9 de agosto de 1958, es decir cuando solo tenía 55 años.
“Estilo Pampeano” y “Milongueo del ayer”, fueron dos de sus temas más conocidos, en algún caso alcanzando difusión mundial.

Vvvvvv

Hablando de música y baile, La Calle recuerda que la década del 40 marcó el mayor vigor tanguero en Buenos Aires. Era los tiempos en que la Corrientes no “dormía” nunca y las grandes orquestas salían al interior, en medio del entusiasmo de bailarines y oyentes.
Tiempos de “Tangolín”, reducto tanguero creado por Juan Berzoni, el popular Berzosqui, auténtico y querido personaje que pensaba en ritmo del 2 x 4.

Vvvvvv

Gente como don Juan, “Paqueco” Neco, Jorge Estevarena y Bebo Caval, disfrutarían hoy el regreso del tango a la preferencia popular. Que el Colón, se haya engalanado en estos días, con la danza que alguna vez se rechazó en los grandes salones, es la más justa reivindicación.
Mora Godoy, la mejor bailarina de tangos de estos tiempos, fue figura esa noche, cuando lagrimeó el presidente, ganado por la emoción.

VVVVVV

LOS TILOS

Cuando salgo a caminar
voy por el centro, tranquilo,
para poder apreciar
el aroma de los tilos…

A veces me sé quedar
un rato en la plaza, sentado,
para así prolongar
un momento tan preciado.

Usted porque anda apurado,
por el trabajo absorbido
y siempre tan preocupado,
tal vez, no lo ha advertido.

Aproveche hoy la ocasión,
no hay que ir al Banco, ni a clase,
no sea que la floración,
sin valorar se la pase.

Ya me debería callar,
no ser tan reiterativo,
pero no me va a negar
qué bien lo vale el motivo.

Si le resulto cargoso,
por favor, perdóneme,
y si lo puse nervioso,
de tilo, tómese un té…

-Autor: Don Raúl CASSI.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin