Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Siempre se puede hacer algo en beneficio de nuestros semejantes”.

El tour de la angustia. Hace años, en un programa radial, Rolando Hanglin y Mario Mactas, dos capaces hombres del periodismo informativo, hacían una parodia, por Continental.
Imaginaban llevar de visita a los turistas extranjeros, a determinados lugares donde, de antemano, se sabían que iban a sufrir.
Era una suerte de broma, que, de paso, buscaba mejorar algunos servicios.

Vvvvvv

La realidad suele no ser una broma, ni mucho menos. Más vale es un drama. Si alguien duda de este bocadillo, La Calle propone darse una vuelta por el edificio de Cáritas, ubicado en Hipólito Yrigoyen, entre Del Busto y Belgrano.
Primero comprobarán que la obra de esa entidad, con apoyo del Municipio, es mucha y valiosa. No hay que dejar de destacar las cosas positivas.

Vvvvvv

En segundo lugar se darán cuenta, con solo una mirada, que la situación social de muchas familias, es de dolorosa carencia.
Es para preguntarse, como dice la letra de una canción, ¿qué vientos nos castigaron para dejarnos tan pobres?
-La Calle llegó a Cáritas, con la idea de sacar una foto y hablar con la gente. En pocos minutos desistió de ambas cosas.
-Cuando la realidad duele de tal modo, no hacen falta ni postales, ni palabras.
-Solamente alejarse caminando bajito, lamentando no ser millonario.

Vvvvvv

Haría falta Patoruzú, un indio de corazón grande, mucha fuerza y capaz de ayudar a todos los necesitados. Un Patoruzú multiplicado por mil, nos alcanzaría.

Vvvvvv

Mientras tanto, La Calle agradece la entrega –en el diario-, de dos bolsas con ropa y zapatillas. Estas últimas ya están en camino con destino a pies que andan casi desnudos, chapoteando charcos.

Vvvvvv

A veces da vergüenza pedir. Por eso, hay muchos hermanos que andan mal, sin coraje para golpear alguna puerta. Es más fácil pedir para los demás.
-La Calle dice ¡muchas gracias!, a la donación decidida sin titubear, para permitir el “mejor descanso”, a dos personas muy jóvenes, que están luchando para ponerse de pie.

Vvvvvv

Después de esa conversación, mientras surgía otro nombre para sumar al listado de “donantes anónimos”, La Calle pensó en entregar, cada fin de año, algunos testimonios destacando la generosidad.
-En silencio, pero de corazón, sería bueno dejar en manos de algunas personas el “diploma Patoruzú”. Es que sólo nos “salvaremos” entre nosotros, olvidados del egoísmo y convencidos que se puede salir adelante.

Vvvvvv

Los “chalecos amarillos” tienen a mal traer al gobierno francés. La situación es de tensión, tanto que los noticieros se están acostumbrando a titular, “Arde París”, por la dimensión de los disturbios que incluyen incendios a todo lo que se ve en el horizonte.
Ahora se comenta, que “hay sospechas de la intervención de Rusia, dando impulso a los manifestantes”.

Vvvvvv

Evo Morales, presidente de Bolivia, se vanagloria de ser el “primer presidente indígena de América Latina”, ha sido habilitado para aspirar a un nuevo período. Sin embargo, la economía no anda bien y no hay certezas respecto al voto favorable de la mayoría de los habitantes.

Vvvvvv

Hay quienes aseguran que, “a Evo se le subió el poder a la cabeza”. Es que jugando un partido al fútbol –es aún buen jugador-, la banda de música no tocó “diana”, cuando convirtió uno de los goles.
Eso sería obsecuencia. Pero para Morales (foto), significó dos días de arresto al director de la agrupación musical.

Vvvvvv

Una tregua en los reclamos. Es la que acordó el gobierno de Mauricio Macri, con los grupos piqueteros. Será por lo menos hasta fin de año, para pasar con tranquilidad las fiestas.
Tranquilidad y algo para poner sobre las mesas, es lo que hace falta.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin