Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Los últimos días de cada año, tienen un sonido especial. Es como si soplaran aires de balance…”.

Parece que frente al transcurso de los meses, cada año llegara a esta altura con el paso más lento, sintiendo el trajinar de los hechos sucedidos en el curso de las horas lentamente transcurridas…
Es como si las lucecitas del arbolito, nos exigieran frenar, para poder hacer mejor el análisis del comportamiento.

Vvvvvv

La Calle era de memorizar cada acto de fin de curso a nivel secundario. Demostrando que la lentitud ganó la delantera, este año llegamos tarde a todos. Cuando nos acercábamos al lugar, los alumnos ya salían, haciendo papelitos voladores, con las hojas de las carpetas.

Vvvvvv

No hubo demasiada asistencia a actos finales del ciclo lectivo, en lo personal. La escuela no es el lugar al que más tiempo hemos concurrido y ese punto en contra, sale muchas veces a la luz.
La Calle lamenta hoy, por ejemplo, haber llegado tarde -o no haber llegado-, al acto de egreso de la primaria, de Josefina.
A través de una foto, se pudo percibir la alegría de todos quienes la rodeaban en ese lindo momento. Algo de esa grata sensación, llegó como regalo bien preciado, aunque inmerecido.

Vvvvvv

Así ha sido todo. Cada acontecimiento, termina convertido en buen recuerdo. Toda acción con nuestros seres queridos como protagonistas, se pierde en los recodos del sendero, aunque mantiene el perfume de las pequeñas grandes cosas, que oxigenan el aire que se respira.
Josefina que recordamos en su cunita, recién nacida, estará en el secundario en el 2019. El tiempo vuela; se lleva cosas, pero también deja, en un adecuado equilibrio.
-Nos queda la esperanza a llegar a tiempo al egreso de Felipe del Jardín de Infantes. Es el hermanito menor de Josefina. El último de los nietos, ese regalo que la vida entrega, en su generosidad…

Vvvvvv

No es cargarles una responsabilidad exagerada. En verdad, los EGRESADOS serán los encargados de continuar y mejorar, la obra iniciada hace mucho.
Es bueno que conozcan la historia, lo más verídica posible; que asuman las dificultades actuales y estén dispuestos a no escaparle a lo que se espera de las generaciones que llegan.
Cada promoción que deja las aulas, es asegurar que la rueda del tiempo no se detiene. Es bueno tener confianza en las manos de quienes dejamos la antorcha del tiempo que viene.

Vvvvvv

El año se está yendo demasiado rápido. Cada vez es más veloz el paso del tiempo. Las hojas de los almanaques son devoradas por el paso de los días que se suceden, como corriendo la maratón de los barrios.
Hay que tratar de analizarlo todo con una cuota de optimismo. Alguien podrá acusar a La Calle de cierto fatalismo. Sin embargo, pese a las señales en contrario, siempre hemos creído en la gente.
Hay quienes perdieron la bondad en alguna esquina y provocan daño a sus semejantes.
-Para eso, para compensar, deben aparecer los que ayudan a sanar las heridas recibidas. Los observadores veteranos somos testigos de esa transferencia de acciones. Cuando eso pasa en días como éstos, previos a la Navidad, aumentan su valor.

VVVVVVVV

Edificio moderno, respetando el pasado

Está ubicado en la esquina de Macaya y Rivadavia. Todo el frente, debido a su histórica construcción, le pone marco a los pisos que se elevan hacia lo alto. Es novedoso y dueño de una belleza apreciable.
-La edificación marca diferencias con sus hermanas en el tiempo actual, ofreciendo una señal de respeto al pasado.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin