Press "Enter" to skip to content

Una inspectora fue denunciada por intentar vender una moto secuestrada en un operativo de tránsito

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La mujer fue desafectada de su puesto de trabajo hace unos meses, pero la investigación continuó a partir de la denuncia radicada por el municipio. La causa esta caratulada como “estafa e incumplimiento de los deberes de funcionario”.

Personal de la Sub DDI Bragado y de la DDI de Mercedes procedieron a realizar un allanamiento en la vivienda de una mujer de 37 años, que se desempeñó como inspectora de la Dirección de Tránsito.
El procedimiento tuvo lugar en la jornada de este martes y se realizó a raíz de una denuncia radicada en el mes de mayo por parte de la misma Dirección de Tránsito, que tiene a su cargo Sergio Ledesma, a partir de lo manifestado por una vecina que aseguraba que una integrante del cuerpo de inspectores, le había ofrecido a la venta una de las motos que se encontraban en el depósito judicial que fue secuestrada en uno de los operativos.
En cuanto al allanamiento se supo que se lograron incautar tres teléfonos celulares, dos handies y documentación de interés para la causa que fue caratulada como “estafa e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
La mujer implicada es Marina Bobio, que no fue detenida y solamente se le informó la formación de la causa.
En declaraciones vertidas a distintos medios, Sergio Ledesma afirmó que tomó conocimiento de esta situación a partir de que fue una vecina que le transmitió lo sucedido y que fue él mismo quien radicó la denuncia en la Ayudantía Fiscal.
Además confirmó que la denunciada no alcanzó a sacar ninguna moto del depósito donde se encuentran los vehículos secuestrados para concretar alguna venta y que fue desafectada de su trabajo por esta tema en el mes de abril tras haberse elevado un informe al Director de Personal del municipio.
Otro punto que aclaró Ledesma que tras haber hecho la denuncia, perdió contacto con la causa ya que era algo que debía manejar directamente la justicia.
Intervienen en el caso la UFI N° 3 y el Juzgado de Garantías N° 2, ambos del Departamento Judicial de Mercedes.
Cabe mencionar que esta noticia no solo tuvo repercusión a nivel local, sino también apareció en medios y portales provinciales y nacionales.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin