Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “El paso del tiempo carga de cosas la carreta, y se hace difícil mantener el andar por el camino”.

Sobre todo el peso aumenta porque está llegando fin de año y el cansancio se ha ido acumulando. Tal vez por eso, es preciso empezar un año nuevo, como con crédito renovado…
En estos casos, inaugurando la agenda, se impone hacer un ayuda-memoria, sobre las cosas por hacer en los días que vendrán.

Vvvvvv

Este año ha tenido cosas. Afuera mucha y de todos los tonos. Puertas adentro, algunas ausencias que duelen. Esas que parecen no ciertas. La partida de “Cacho” Yaffaldano, rápido y antes de lo imaginado, aún nos mantiene sumergidos en el vacío de su ausencia. Hay que aferrarse a su tema “Luche y luche”, para seguir andando… Es que no es bueno irse quedando solo en medio de muchos; los compañeros del principio se han ido anticipando. La Calle confía en que encontrará todo listo cuando arribe al puerto definitivo.

Vvvvvv

Cuando se habla de ordenar la casa, para empezar el año con todo bajo control, La Calle suele recordar al amigo Luis Novillo. Llegó hace años a Bragado, después de haber egresado de la Escuela Agraria de Del Valle y ya no se fue más.
Lo suyo es un ejemplo de dedicación a su tarea y de cumplir al pie de la letra, todo lo anotado en su poblada agenda.

Vvvvvv

La Calle, que tarda en seguir los buenos ejemplos, ha decidido copiarlo a Luis y está preparando un listado de propuestas para el 2019 que se viene. Dicen que a cierta altura, lo que nos mantiene en pie, son los proyectos. Cuando nada tenemos para hacer mañana, es que el camino se está haciendo muy angosto…

Vvvvvv

Hay gente joven que suele escuchar consejos de los abuelos. Aunque después hagan lo que les parece, es bueno que presten atención… Pasa con los nietos, los vecinos, los conocidos. Ellos han crecido en medio de luces y sombras; algunos les ha ido bien y a otros no tanto.
-Una de las ideas es, justamente, apuntalar las posibilidades de salir que tienen los más afectados por la malaria.

Vvvvvv

La escuela obligatoria, para tener futuro positivo. En estas vacaciones, La Calle organizará un dispositivo, con ayuda de las autoridades respectivas, para sumar a las aulas a la totalidad de los que abandonaron. Es que es el modo de asegurar que el mundo laboral, de por sí escaso, no termine rechazándolos.

Vvvvvv

Otra cosa, dentro del tiempo disponible, es promover la visita a los amigos que la vida nos fue acercando. Siempre valoramos el ejemplo de don Eduardo De Paolis, amigo de cumplir la sagrada obligación de la amistad.
Hay que hacerse un lugar para acompañar a los que están solos.

Vvvvvv

No dejar de buscar a los que, privados de la libertad, están lejos y necesitan de un llamado o una carta, para hacer menos largas las horas.
-Cómo se verá cuestiones de las cuales ocuparse tenemos. La cuestión es no dejar de cumplir con ellas, aunque sea marcha reducida.

Vvvvvv

Otro objetivo callejero tiene que ver con los trenes. La Calle cree, como siempre, que deben volver, por los pasajeros que no pueden viajar en otros medios; por los accidentes que se evitan en las rutas, teniendo una opción a la sobrecarga de circulación.
Es posible que haya que “bancar” alguna pérdida económica, pero se trata de contabilizar la ganancia social.

Vvvvvv

Informe tal vez repetido: Por esta zona, han de pasar trenes cargados con el material a utilizar en el yacimiento de Vaca Muerta. Para eso, ya han sido retornados a Mecha, conductores locales que estaban en otros asentamientos.
Es bueno que las vías sean útiles.
Conclusión: Es necesario que corra el tren de pasajeros y después hacer los números; no habrá pasajeros si no hay circulación.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin