Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Hay que sembrar buenas ondas, para no aumentar las nubes de desaliento”.

Hay un viejo dicho que asegura que, “al mal tiempo hay que ponerle buena cara”. Es una forma de invitar a afrontar los problemas, sin exagerar sus consecuencias.
Es normal que nos quejemos por las pequeñas cosas, mientras que hay vecinos que se bancan la tormenta, como si nada pasara.

Vvvvvv

En tiempos donde las buenas noticias no abundan, hay que esforzarse por encontrarlas. Se sabe, por ejemplo, que los nacimientos son una señal positiva.
Desde la política, a veces, suelen producirse algunas señales que convocan a levantar el ánimo.

Vvvvvv

Aun cuando hay chicos/as jóvenes con ganas de participar, en general, la dirigencia está desprestigiada. Es que, piensa La Calle, les falta una cuota de generosidad.
En tiempos de vacas flacas, es de ellos, que deben surgir gestos que demuestren que “viven” los problemas de la gente.
-Sin embargo, no es fácil conseguir que decidan, por ejemplo, destinar una parte de sus buenos sueldos, a una cuenta solidaria…

Vvvvvv

Ahora, siendo éste un año electoral, se habla del regreso a la arena política del doctor Roberto Lavagna. Fue colaborador de Eduardo Duhalde primero y después de Néstor Kirchner, en tiempos muy duros de la economía y supo cómo conducir el barco.
De concretarse su postulación a la presidencia, hay quienes lo ven como una opción interesante.

Vvvvvv

Cada 5 de enero llegan los Reyes Magos, visita que en el caso de La Calle, muchas veces no alcanzaron a dejar nada en las zapatillas. La distancia, por vivir en el campo y la cantidad de chicos que esperaban, eran las disculpas que los viejos exponían como causa del olvido.
Como no había muchos chicos cerca, no quedaba lugar para la envidia… Desde aquel tiempo, aprendimos que hay prioridades en la vida y que no es bueno desear lo que tienen nuestros vecinos.

Vvvvvv

En todo caso, La Calle es agradecida a los Reyes que, trotamundos sobre el lomo de sus camellos, se las ingenian para dejar conformes a chicos y grandes.
En el reparto -como adultos-, considerando que Melchor, Gaspar y Baltasar, tratan de conformar a todos, nos ha ido bastante bien. Quejarnos a esta altura sería injusto.

Vvvvvv

Ayer fue un día fresco, después de jornadas de altas temperaturas. Seguramente debido a lluvias registradas en la zona, se produjo la llegada de aire fresco. Las piletas no estuvieron tan concurridas, debido a eso.
Es verano y es el tiempo de cuidarse del sol, para lo cual hay que escuchar los consejos de quienes saben. Hay días por delante, no se trata de tomar todo el sol en un día.

Vvvvvv

Cada verano, desde hace varias temporadas, se realizan las clásicas reuniones de Patio de Tango, en la plaza Eva Perón, de la estación ferroviaria.
Aunque no haya muchos trenes, pese a los reclamos y la espera, siempre habrá un TANGO que ayude a La Calle a llenar espacios con algo de poesía, dibujando paisajes que se ha llevado el tiempo

VVVVVVV

YUYO VERDE

Música de Domingo Federico y letra de Homero Expósito.

Callejón, callejón,
Lejano, lejano.
Íbamos perdidos de la mano
bajo un cielo de verano
soñando en vano.

Un farol, un portón
-igual que en un tango-
y los dos perdidos de la mano
bajo el cielo de verano
que partió.´

Déjame que llore crudamente
con el llanto viejo adiós.
Donde el callejón se pierde
brotó ese yuyo verde
del perdón.

Déjame que llore y te recuerde
-trenzas que me anudan al portón-
De tu país ya no se vuelve
ni con el yuyo verde
del perdón.´

¿Dónde estás? ¿Dónde estás?
¿A dónde te has ido?
¿Dónde están las plumas de mi nido,
la emoción de haber vivido
y aquel cariño?

Un farol, un portón
-igual que un tango-
y este llanto mío entre mis manos
y ese cielo de verano
que partió.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin