Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cuando hay señales de alarma en la comunidad, no es bueno mirar para otro lado”.

La Calle cree que, en este caso, no hay necesidad de aclarar el contenido de la frase. Ni tampoco se puede intentar “disimular”, diciendo que todo está bien, aunque las sillas estén colgadas del techo…
Esa señal se ofreció en Bragado, en el marco de una obra de teatro, hace ya años. En todo caso, lo que se puede hacer es un “mea culpa”, respecto a la demora en acudir en auxilio.
-Auxilio de nosotros mismos, porque si hay una sociedad con problemas, todos estamos aportando algo.

Vvvvvv

Existe en Bragado una Junta de Defensa Civil, prevista para actuar ante fenómenos climáticos. Estamos pensando que hace falta una Junta de Defensa Social, al servicio de las preocupaciones de vecinos que no siempre encuentran el modo de aliviar sus dificultades.
Hace años se ha escrito aquí, reiteradamente, que “hay quienes piden un turno al médico, sin tener ninguna dolencia, con el solo fin de ser escuchar por alguien…”.

Vvvvvv

Desde hace años –demasiados-, existe el flagelo de las adicciones, cada día haciendo más daño, a seres cada vez más indefensos, por su edad; falta de experiencia o pequeñas dolencias. El concejo deliberante en representación de la comunidad, no habla demasiado del tema.
Tal vez, porque hay organismos dedicados a la cuestión, aunque es evidente que solo actuando en forma conjunta y coordinada, se podrán lograr resultados.

vvvvvv

La preocupación del Consejo Escolar para que no haya alumnos fuera de las aulas, es conocida y reconocida. Sin embargo, la deserción es una preocupación frente a la cual no siempre se tiene éxito.
Las horas en blanco, además de no sembrar conocimientos que nublan el futuro, hacen que se caiga en tentaciones que la calle ofrece y, por lo general, con resultado negativo.
Crecer demasiado rápido, es perjudicial para la salud. Aquí es cuando queda en evidencia que muchas familias están necesitadas de apoyo.

Vvvvvv

En algún momento, no hace mucho, se habilitó un registro de familias que tuvieran deseos, voluntad y cierta capacidad, para “acompañar” en casos puntuales, dónde hiciera falta.
No debe ser fácil, por ejemplo, “entregar en guarda temporaria” a niños y adolescentes, aunque al mismo tiempo, eso aparece como algo muy necesario.

Vvvvvv

La experiencia permite comprobar que no siempre se ha dado con la familia adecuada. En cuyo caso, el bien deseado, se transforma en un mal que agrava lo anterior. La Calle tiene antecedentes de lo que queda escrito, aunque no sea para el comentario general.

Vvvvvv

Los antecedentes de “internaciones en institutos”, son negativos. La Ley de Minoridad, vigente hace años, hace responsables a las comunidades del cuidado de “todos sus habitantes”, salvo cuando cometan hechos de mucha gravedad.
-CONCLUSIÓN: Algo nos está pasando y es hora de reconocerlo.

VVVVVVVVVV

EN EL BUEN RECUERDO

Don Luis Alberto FIORI, falleció el jueves 3 de enero, a la edad de 84 años. Estaba internado desde hacía unos días, al cuidado de su esposa Delia. El papá de Cristian; el abuelo de Santiago; el papá político de Sandra, tenía cuatro hermanos y una legión de buenos amigos, capaces de compartir atardeceres, contando alegrías y aliviando dificultades.
No era de mucho hablar, pero siempre fue valorado como una buena persona. Amigo de andar en bicicleta, no dejó de hacerlo hasta que su salud le exigió reposo.
En el velatorio y posterior sepelio -en el cementerio municipal-, sus seres queridos recibieron múltiples demostraciones de pesar, para hacer menos triste la despedida. “La Voz” suma su sentido pésame.
Cuando un leal amigo se aleja, es para sentir pena y de esto se trata en este caso. Habrá descanso bien ganado para don Luis Fiori.

VVVVV

SE NECESITA ROPA PARA BEBÉ…

Pedido que se hace con anticipación. Es bueno adelantarse, sin esperar que nos tape el agua. El chiquitín de sexo masculino nacerá en mayo, pero su mamá quiere que en ese momento tenga ropita que, por ahora, se le hace difícil comprar.
La mamá preocupada se llama ROSANA y vive en Moreno 2056, Depto. 6.
¡Gracias!

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin