Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Por un rato hay que dejar de mirar el ombligo y ampliar la visión del paisaje… Hay mucho por ver y contar”.

 

La Basílica de LUJÁN… El templo ubicado a 70 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, se construyó entre 1890 y 1935, es decir, se tardó mucho para hacer una obra monumental. Eran tiempos de Monseñor Serafini.
La basílica tuvo el privilegio de recibir por dos veces la visita del Papa Juan Pablo II, la primera en 1982, cuando la guerra de Malvinas.

Vvvvvv

La Basílica de Nuestra Señora de Luján se erige en la ciudad de Luján, a unos 70 km al oeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la provincia de Buenos Aires, Argentina.
Imponente monumento de fe, característico del siglo XIII y uno de los más importantes casos del estilo neogótico de Argentina, junto con las catedrales de La Plata y San Isidro y la iglesia de los Capuchinos en la ciudad de Córdoba. Es un error frecuente el considerarla catedral de la diócesis a la que pertenece, ya que aquella se encuentra en la ciudad de Mercedes.
Está dedicada a Nuestra Señora de Luján, la patrona de la Argentina. Por este motivo, es también considerado el Santuario Nacional de Argentina.

Vvvvvv

La Basílica fue construida entre 15 de mayo de 1887 y 1935. Los arquitectos fueron los ingenieros Alfonso Flamand y Rómulo Ayerza, y los arquitectos Ulrich Courtois, Ernesto Moreau, Fleury Tronqoy, Sombrum, Trouve y Laspe.
La piedra fundamental se colocó donde se encuentra el altar mayor, a una profundidad de 4 metros. Es de color blanco, originaria de Tandil, mide 1,22 metros de lado; conforma un cubo con un hueco en el centro, donde fueron depositados el Acta Fundacional -firmada por el arzobispo de Buenos Aires, Monseñor León Federico Aneiros, quien presidió la ceremonia, y por otras autoridades- monedas de distintos metales, los retratos de los Papas Pío IX y León XIII, piedras de la Gruta de Nazareth y del Monte Calvario, de las Catacumbas de Roma, de los Santuarios de Loreto, del Pilar de Zaragoza, de Montserrat, de Lourdes, de La Salette y de la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre.

vvvvvv

El 21 de noviembre de 1889, el padre Jorge María SALVAIRE eleva una solicitud al Arzobispo de Buenos Aires Monseñor León Federico Aneiros, para emprender la grandiosa obra. Desde diciembre de 1889 hasta mayo de 1890, el Padre Salvaire lo pasa en estudios y trabajos preliminares.
Una vez aprobados los planos de Ulrico Courtois y Alfonso Flamand, se iniciaron las obras el 6 de mayo de 1890. La excavación para el sostén de la estructura de la Basílica también estaba destinada para la cripta, en donde se pensaban celebrar bautismos, misas y otras ceremonias. Pero debido a la cercanía del río Luján y sus constantes inundaciones, no se pudo utilizar con ese objetivo. En 1895 se continuó con la construcción de los pináculos y de las balaustradas que rodea las capillas del ábside. Se comenzaron a instalar los rosetones y se terminó el muro del lado este y sur. En el interior y en los talleres se estaba construyendo la escalera de mármol que lleva al camarín de la Virgen. En 1896 comienzan a instalarse los vitrales traídos de Burdeos y en 1899 murió el padre Salvaire -cuyos restos están sepultados en el Crucero Oeste de la Basílica- y fue sucedido por el padre Brignardello y ese mismo año las torres de los cruceros ya habían llegado a los 30 metros de altura. Ulrico Courtois adquirió en Lieja los chapones para la parte posterior del edificio.

Vvvvvv

En 1904 se afirmó que ya se habían construido las dos terceras partes de la obra. Llegaron las 14 estatuas de mármol de Carrara, destinadas al altar mayor. Finalizadas las obras del ábside, sus capillas, el camarín, el altar mayor y los dos cruceros, el 4 de diciembre de 1904 monseñor Terrero, obispo de La Plata, inauguró esas obras. En esta misma oportunidad fue trasladada la estatuilla de Nuestra Señora de Luján desde el santuario de Juan de Lezica y Torrézuri, donde había permanecido desde 1763.
En 1905 fue demolido el antiguo santuario. Se instala el gran órgano Cavaillé-Coll de París, donación de monseñor León Gallardo. También los candelabros del altar mayor, la cruz dorada con esmalte. Se colocaron las 16 estatuas de los apóstoles y evangelistas. De Milán llegan las 13 campanas, con un peso en total 14915 kilogramos.
Entre 1922 y 1926 se levantaron las dos torres completas. Dentro de ellas se colocaron el campanario y el carillón con los relojes eléctricos. En 1922 falleció el padre Davani y al día siguiente asumió el padre José María Gimalac y este decide concentrarse en la construcción de la torre Este destinada al gran carrillón. El 21 de diciembre de 1924 se consagran las campanas. El 2 de diciembre de 1926 se terminó la colocación del armazón metálico de la torre este y se inaugura.
En 1935 se da por finalizada la obra de la Basílica, teniendo lugar una serie de homenajes al padre Salvaire, factor primordial y decisivo de la gran obra, a quien se le erige una estatua en la Basílica.

Vvvvvv

El 6 de diciembre de 1980, se inaugura la cripta como Templo de América, recibiendo y amparando a las imágenes de la Virgen María en sus distintas advocaciones, mayormente de América (Venezuela, Chile, Paraguay, Colombia, México, Santo Domingo, Uruguay, Bolivia, Brasil, Perú, Cuba, Haití, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos) y España. A partir de 1992 comienzan a incorporarse imágenes de las patronas de distintos países del mundo, principalmente de Europa. En 1999, a cien años de la muerte del Padre Salvaire, se inauguró la Muestra Histórica de la Basílica. En ella se exhiben las joyas del Santuario.
La basílica cuenta con 15 campanas. Cada una de ellas lleva un nombre y un lema. Expresan distintas notas y tienen un diferente peso. La más pequeña cuenta con 55 kg y la más grande 3400 kg, conformando entre todas un peso total de 12.489 kg.

(De Wikipedia)

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin