Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cada día suceden cosas que hacen justo y necesario, agradecer la mano tendida del Señor”.

No siempre nos damos cuenta de la compañía que no nos deja solos. A veces, la reclamamos, pero siempre está. Aún en los momentos más duros, esos que hacen necesario contar con todas las fuerzas.
El jueves fue un día especial, en casa y en la carrera. Cosas que están cerca de la atención callejera y, por supuesto, del corazón.
Se dieron dos situaciones y en ambas volvió a quedar claramente expuesta la deuda que tenemos con Dios.
-Con un rezo musitado en silencio, nos dormimos esa noche, con la serenidad que no hay que perder.

Vvvvvv

Hay que mirar la vida con ojos atentos. En ese sentido hay un escrito de Gabriela Arias Uriburu que en cualquier momento, hemos de publicar completo.
Se trata de la joven mamá que, en su momento, luchó por la tenencia de sus hijos, debido a que su padre los había llevado muy lejos y ella no podía visitarlos.
Gabriela Estuvo en Bragado, ya superado aquello, con el amor recuperado de sus hijos y con una visión nueva de la vida, para “contar” a los demás.

Vvvvvv

La Calle ha tenido mucho tiempo para aprender cosas. Lo bueno sería poder trasmitir algo valioso a los demás. Es indudable que no aprendimos todo lo necesario, razón por lo cual, lo que se ofrece a los vecinos, es escaso y no se puede multiplicar como los peces.
Muchas veces, las palabras de otras personas, expresan nuestros pensamientos. Por eso, el interés en difundir el mensaje mencionado.
-Porque ayuda; exalta el valor de la familia y permite ver un poco más adelante. Invita a quejarnos un poco menos y dejarnos ayudar un poco más.

Vvvvvv

Hay familias que, por distintas razones, necesitan ayuda. La del Señor la tienen asegurada, aunque a veces hay cuestiones que deben ser atendidas por quienes, estando cerca, tenemos posibilidades concretas.
Por eso, es bueno escuchar y sin pretender cambiarlo todo, aportar algo para el auxilio que hace falta.
“Una mano lava la otra y las dos lavan la cara”, solía decir la vieja en tiempos de nuestra lejana niñez.

Vvvvvv

Esta semana hemos vivido pendientes de la Doble Bragado. Tratando de actualizar lo visto en años anteriores.
La Calle recordó los tiempos en que, con el doctor Aníbal Rizzo y “Coco” Abelando, supimos compartir recorridos de etapas de la Doble.
El desarrollo de cada etapa, desde la salida de Luján, hasta la llegada de ayer a Bragado, muchas cuestiones pasaron a segundo plano. Ha sido como un recreo a las preocupaciones que no se irán con la carrera.
Por el contrario, se quedarán aquí y nos movilizan en procura de hacer cosas para encontrar la mejor salida.

Vvvvvv

Muchos de los temas pasan por la solidaridad; también por la comprensión y los buenos consejos.
Somos el país privilegiado en bienes de la Naturaleza. Por esa razón estamos obligados a dar las gracias.
Después de eso, tratar de mejorar desde lo más profundo de cada uno. Allí está la clave. En todo caso, el problema mayor de los ARGENTINOS, somos nosotros mismos…

Vvvvvv

FOTO: La carrera salió de Luján, capital de la Fe. Una fe que se sintetiza en la Basílica, donde anidan los caminos del comportamiento cristiano.
-La edificación, impresionante por su altura, es la demostración cabal de lo que puede el hombre. Desde allí los ciclistas, cada cual a su modo, pidieron por regresar a casa, con la alegría de haber cumplido.
No todos pueden ganar; lo valioso es la participación; el compañerismo; apretar los dientes y cinchar todos juntos para avanzar.
-Así es la carrera, espejo de la VIDA misma, que tiene una enorme bandera a cuadros, esperando a la llegada.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin