Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Los autos de carrera están ligados a la historia y a los buenos recuerdos”.

La confirmación del Rally que se disputará en Bragado, tuvo la virtud de desatar recuerdos callejeros. Fue en el marco de un rally que, Carlos Reutemann, vuelto de la fórmula uno, después de ser sub-campeón del mundo, donde comprobó el cariño que le tenía la gente, por cada lugar de pasada o llegada. Fue para él, una grata revelación.

Vvvvvv

El piloto santafesino, debutando en el TC con un Falcón angostado, en San Juan, circuito El Zonda, conoció allí a don Rogelio Scaramella y nunca olvidó los consejos recibidos por el “paisano de Bragado”.
Siguió en contacto con él y muchos años después, en una charla con La Calle, se le iluminaron los ojos, al calor del recuerdo del buen amigo que tuvo en Bragado…

Vvvvvv

De actualidad… Hay un muchacho joven, llamado Ian Reutemann, que está corriendo en el TC Pista Mouras. Carga con la historia del apellido, pero saldrá adelante con sus condiciones, sueños y acompañantes.

vvvvvv

Fue a través de carreras tipo Rally –o regularidad-, al fin parecidas, que llegó a Bragado la familia Alfaro. Don Federico, su esposa y sus hijos, aún suelen venir a nuestra ciudad.
Aunque les ha costado una enormidad aceptar la ausencia física de Julián, una persona impagable y un piloto excepcional.
En la entrada del cementerio de Bragado, hay una placa que destaca su trayectoria. Siempre hay alguien que deja allí una flor fresca, como señal de no-olvido, aunque haya ido pasando tiempo.
Gente como los Alfaro, no se los deja de tener presentes, en el cofre de los buenos recuerdos.

Vvvvvv

El domingo 3 de marzo se cumplirán 56 años de la inesperada muerte de Juan Gálvez, en la competencia de Olavarría. Había llovido la noche anterior y todos se negaban a creer la noticia del vuelco del auto azul de Juan, en la llamada “curva” de los chilenos…
Sus restos fueron velados en la casa del barrio de Caballito y hasta allí llegó Ricardo Aguirre, el hincha número 1.

Vvvvvv

La historia reconoce que las carreras de autos abrieron caminos con los Grandes Premios.
-Los memoriosos rescatan la presencia de Juan reparando el motor de su Ford, en Bragado, en el Gran Premio de 1949. “Parecía un cirujano, operando a un paciente”, recordaban los testigos.

Vvvvvv

Bragado tuvo la suerte de recibir más de una vez a Juan Manuel Fangio y a Oscar Alfredo Gálvez, tal vez las máximas figuras del deporte motor de la Argentina.
Por eso, es justo que se haga aquí el próximo Rally, por los méritos acumulados a través del tiempo.
Fangio, antes de irse a Europa, había ganado el Gran Premio de 1947, que terminó en Luján. En el extranjero, con la humildad de siempre, ganó cinco títulos del mundo, desde 1951 en adelante…

vvvvvv

Oscar pasó primero por Bragado en las Mil Millas de esos años, con el Nº 30. Organizadas por el Avellaneda Automóvil Club, “El Aguilucho” fue ganador sin discusión.
Venía de perder la famosa Buenos Aires- Caracas, uno de sus dolores no olvidados. El pueblo venezolano le juntó la plata del primer premio y él la donó a un hospital. En esa carrera histórica, corrió don Pablo Trincavelli.

 

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin