Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cuando alguien no sirve ni para visitar enfermos, es que algo anda mal”.

 

Hay que estar atento a esas señales y tratar de ahorrar esfuerzos innecesarios a las neuronas.

Tomar todo con una mayor dosis de calma y evitar que las emociones nos afecten demasiado. En el caso de la Calle, el que pasa factura es el hígado, especie de receptor privilegiado de las noticias.

*******

 

Espacio para las noticias suele ser la sede de Cáritas, cuya sede está en calle Hipólito Yrigoyen, entre Del Busto y Belgrano, con atención los días martes y jueves, especialmente.

Allí trabajan varias religiosas. Por ejemplo, la Hermana Aya, de la Congregación Santa Ana. Es la encargada del ropero de la institución, donde mucha gente resuelve sus problemas.

 

*******

 

Además, allí cumplen tareas las religiosas que no hace mucho llegaron de México, se alojan en una casa del barrio 25 de Mayo y colaboran con la Parroquia San Martín de Porres.

El día jueves, La Calle pudo observar lo mucho que trabajan atendiendo la gente que acude a Cáritas. FOTO: Allí están Larisa, Luz y Yuliana. Están juntoal auto que llevará bolsones con mercadería, a no menos
de 30 familias, de la localidad de Olascoaga.

 

*******

 

Es evidente que todas cumplen con alegría su misión, atendiendo a los hermanos, todas lejos de sus seres queridos, pero encontrando en la tarea diaria, el motivo que hace fructíferos sus días.

 

*******

 

Estar un rato en el lugar permitió sacar algunas conclusiones. Para lograr la entrega de una vianda con productos aportados por el Municipio, hay que hablar con Miguel Gallo.

Seguramente el mismo trámite, es necesario para acceder a una bolsa con alimentos que, justamente,es probable que sean entregadas el próximo martes, a sus receptores habituales.

 

*******

 

Hay vecinos que, por estar cerca de la sede de Cáritas, suelen “cuestionar” el hecho que llega “gente con autos”, a retirar mercadería. En todo caso, hay que averiguar bien. Puede pasar que haya quienes, no pueden movilizarse y les piden a alguien que los lleve.

Tener en cuenta, además, el caso de Olascoaga. Por el mismo medio, es decir, en un coche, se llevan los bolsones a las demás localidades del Partido.

 

*******

 

Sin embargo, es posible que esté haciendo falta un relevamiento actualizado de necesidades.

Hay familias que pueden haber tenido problemas y resueltos los mismos, mantienen el beneficio. Al mismo tiempo, es evidente que abundan los grupos familiares que están necesitados de esa ayuda solidaria. No todos se animan a hacer el pedido, sabiendo que llevará tiempo, lograr el visto bueno.
Además, existe eso llamado “dignidad”, que hace que se prefiera pasar necesidades, antes que golpear puertas en procura de auxilio.

 

*******

 

Para eso, se supone que cada barrio de Bragado cuenta con Asistentes Sociales. Desde ese lugar, conociendo al vecindario, es fácil detectar problemas y corresponde acercarse en procura de aliviarlos.

Además, la mayoría de los barrios cuentan con Comisiones de Fomento que, por ser vecinos, saben bien la situación de cada familia

 

*******

 

Las religiosas, por su capacidad de comprensión y su dedicación plena a la tarea, son personas indicadas para opinar sobre la cuestión. Lo ideal es que nadie pase necesidades.

La Calle promete ampliar el tema, con una nota donde cada una, cuente sus vivencias. No es poco, estar en contacto con familias humildes, en un momento difícil para un país como el nuestro, que supo de tiempos mejores.

 

Yuliana, Larisa y Luz, junto al auto que llevará mercaderías a Olascoaga.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin