Press "Enter" to skip to content

Presentaron la planificación para la ampliación y remodelación del Hospital San Luis

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Mónica Pussó junto al arquitecto sanitarista Nicolás Manisse, dieron algunos detalles sobre el proyecto que contempla reformar el edificio “viejo” e integrar el edificio “nuevo”, construido por la gestión de Aldo San Pedro.

El arquitecto sanitarista Nicolás Manisse visitó el Hospital Municipal San Luis y junto a la Dra. Mónica Pussó, Secretaria de Políticas Públicas de Salud, presentó la planificación que se está llevando a cabo, sobre las obras de ampliación del nosocomio local.
La funcionaria municipal comentó que desde el inicio de la gestión actual se ha trabajado en planificar desde lo arquitectónico el hospital, siempre contando con el aval del intendente Vicente Gatica, teniendo en cuenta que este año la institución cumplirá 100 años y fue teniendo distintas intervenciones a través del tiempo.
“Esas intervenciones fueron necesarias por emergencias, ampliación de servicios o necesidades del momento, pero nunca fueron planificadas. Eso trajo consigo que se terminara con una estructura que no es acorde a la que requiere un hospital, que es tener una funcionalidad para que sus empleados trabajen cómodamente, se cuente con los espacios necesarios o para tener una habilitación que no tenemos”, explicó.
Pussó remarcó que la idea que un arquitecto sanitarista elabore un “pre-proyecto”, fue consensuada con los jefes de cada área de servicio del hospital: “Se fueron haciendo reuniones, donde cada uno presentó las distintas necesidades y estamos llegando al final de tener un pre-proyecto, con los dos hospitales y con el consenso de los titulares de cada servicio”.
El arquitecto Manisse, profesional de la empresa “Cero Cuadrado”, que se dedica específicamente al sanitarismo, señalo que se hizo un abordaje integral del hospital, identificando las distintas áreas y sus necesidades.
Posteriormente se analizó “servicio por servicio”, aquellos aspectos que, según la mirada arquitectónica, se debían modificar o a partir de la perspectiva de las autoridades de salud, de expandir o no, si funcionaba como correspondía.
“Lo que pasa en este tipo de hospitales, es que van creciendo orgánicamente, tomando lugares que van quedando y se van adaptando a la estructura existente, porque el presupuesto siempre es acotado y tienen que funcionar básicamente. Nos reunimos con los jefes de área de servicio, nos trasladaron sus necesidades y en base a los planos y el estudio de los mismos, se reformuló eso y se hicieron las propuestas”.
Además el arquitecto indicó que para elaborar esas propuestas, también se debieron tener en cuenta las normativas vigentes en la provincia de Buenos Aires, que se aplican en los centros de salud.
Del edificio “viejo” se modificarán lo que son los sectores de laboratorio, quirófanos, kinesiología, salud mental y la aplicación de la terapia intensiva, entre los más destacados.
“Yo quiero dejar en claro que este es un pre-proyecto macro y después, de acuerdo a las posibilidades económicas, se irán avanzando sobre las necesidades por sector. Lo que uno no puede hacer es hacer intervenciones aisladas, por eso tiene que haber un proyecto macro como puntapié inicial”, manifestó la Secretaria de Políticas Públicas de Salud.
-Con respecto a la utilidad que se le dará al edificio “nuevo”, obra realizada durante la gestión de Aldo San Pedro, el arquitecto Manisse informó que se mantendrán en gran medida las funciones de pediatría y neonatología; que hay gran parte de la obra que está terminada, y se incorporarán otros sectores en los lugares “vírgenes”, como lo será un laboratorio para la elaboración de drogas.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin