Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “La vida suele golpear más fuerte que el mejor de nuestros rivales”.

La Calle viene de un día de descanso, dónde hay espacio para pensar. Además, tuvo una caída que, sin tener mayores consecuencias, permitió recordar la pelea de “Terín” Lencina, el viernes, en Catamarca.
Todo en pocas horas, a lo cual no estará demás agregar las palabras de Santiago Bal, al reconocer que, “el cuerpo no me daba más y no quedó otra que renunciar”.

vvvvvv

En primer lugar corresponde reconocer que durante el fin de semana, esperamos una visita que no llegó. Son demasiados llamados, como para hacer que no se oyó nada.
Por razones lógicas, es necesario volver al BOXEO, deporte duro si los hay. Han pasado muchos años desde que “Cacique” Selpa predijera que desaparecería… “Cuando nos preguntemos porqué debo pegarle, si no me hizo nada…”.
-Esto pasó en los años 80, teniendo como testigos a La Calle y al periodista Luis Elías Sojit.

Vvvvvv

Destacar que BRAGADO tuvo tres campeones nacionales de boxeo: Andrés Selpa, Carlos Olivera –que nunca pudo pelear en su pueblo- y Juan Eleuterio Lencina. La noche que “Terín” conquistó el título, todos nos sentimos CAMPEONES, por un rato.

Vvvvvv

La noche del viernes, el muchacho que vive en calle Arenales y tiene 35 años, se presentó en un festival realizado en Catamarca. Su rival, siempre se supo, era de alto riesgo: César “La Joya” Barrionuevo, dueño de casa, 30 años, reciente aspirante a un título del mundo. 34 peleas ganadas, 20 de ellas por vía del nocaut.

Vvvvvv

“Terín” viajó con apoyo de la Municipalidad, renovando sus ilusiones. “Una buena pelea, aún sin ganar, puede abrir la posibilidad de una pelea en México”, explicó Máximo, su papá y compañero de toda la campaña.
Con esa idea se llegó al momento de la verdad. Un combate, cuyo título podría ser: “El final menos deseado”.

Vvvvvv

En la categoría welter, algo más de 65 kilos, siendo árbitro el señor Antonio Zaragoza.
-Tercer espectáculo después de una clara victoria de Saravia y de un duro duelo, entre dos chicas, con victoria de la que tuvo Ramírez como apellido. La Calle está demorando referirse a la pelea que Bragado esperaba.

Vvvvvv

El primer paso fue alentador: El bragadense, de menor estatura, salió resuelto y en un pasaje, breve pero real, cambió golpes de igual a igual con el campeón argentino. Pero arriesgado, por la potencia del rival, aunque mostraba a “Terín” de buen ánimo.

Vvvvvv

El árbitro paró las acciones porque Barrionuevo recibió un corte en una de sus cejas y hubo que atenderlo. Lencina también tenía algo de sangre sobre la sien derecha, pero no pareció necesario verificar su gravedad.
Al reanudarse la pelea, cayó el balde agua fría sobre el ánimo general de los bragadenses.
-Las acciones en mitad del ring y una mano llegando al cuerpo de “Terín”, que de golpe apareció sobre el tapiz, dando lugar al conteo de protección de árbitro.

Vvvvvv

Al llegar a la cuenta de 8, el muchacho de Bragado levantó los brazos y eso marcó el final del esperado combate. “Hizo muy poco Lencina, por levantarse; casi nada en beneficio de lo que se esperaba”, dijeron los relatores, como comentario general.
Habían pasado sólo 2m.45 segundos del primer asalto. Demasiado poco, mucho desencanto, tantos kilómetros, para terminar postergando la esperanza de todos, a partir del propio pugilista.

Vvvvvv

Poco tuvo que ver el inicio del round con el final. El parate por la lesión, pareció cambiarlo todo. Por supuesto, para mal.
-Como si hubieran aparecido viejos fantasmas, nunca del todo ahuyentados.
La Calle no quiso imaginar la amargura del regreso.
Mejor se decidió esperar algunas horas para romper el silencio, con una visita a la casa del excampeón argentino.

 

En el pesaje… Barrionuevo y Lencina, cuando todo era incógnita esperanzada.

 

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin