Press "Enter" to skip to content

Pasaron por el Colegio San José las reliquias de la Madre Camila

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Se trata de la fundadora de la congregación, la cual está en proceso de beatificación

Toda la comunidad del Colegio San José vivió una semana muy especial, ya que recibieron las reliquias de segundo grado de la Madre Camila, quien creó la institución.
Consultado por La Voz, Julio Pellegrino, representante legal del establecimiento, dijo que la Madre Camila se encuentra “en camino de beatificación, de ser santa por su vida”.
“La vida de la Madre Camila, en este momento, es venerable porque tuvo virtudes que la muestran como una santa”, expresó. En tal sentido, comentó que se le están comprobando algunos milagros, tales como la cura de un enfermo de cáncer en Tucumán.
“Siempre en el colegio pedimos a la Madre Camila para que interceda por nosotros”, declaró y rememoró que la fundadora de la congregación vivió en la cuidad.
En cuanto a las reliquias, aclaró que a las de 2º grado las constituyen lo que tocó la Madre, mientras que las de 1º grado (no hay porque su tumba está en Muñiz) son sus restos.
Pellegrino valoró que el recorrido de estas reliquias haya comenzado en Bragado y señaló que pasará por un campamento donde participarán alrededor de 300 jóvenes, en Baradero.
“En este momento donde se revaloriza la mujer, nosotros tenemos a esta mujer que verdaderamente es grandiosa. Ella sale de San Isidro a Mercedes, a Bragado, Pehuajó, Rojas, Salto, que eran en ese momento pueblitos casi de frontera, donde empezó a crear colegios, donde educó, donde su principal objetivo era tener a los niños que no tenían los padres”, completó.
A su turno, María Marta Álvarez, directora del nivel inicial, apuntó que en la jornada institucional del jueves pasado hicieron “un momento de reflexión, donde todos tuvieron la posibilidad de acercarse, de ofrecer, dar gracias o pedir una intención a Madre Camila”.
Por último, recordó que el colegio empezó como un instituto para niños, y que las hermanas pesaron por el hogar de ancianos, por el establecimiento y por el hospital.

María Marta Álvarez y Julio Pellegrino

Reliquias de la Madre Camila

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin