Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Estos días que llueve y no llueve…, son ideales para las tortas fritas, que alejan el desánimo”.

Es que la ausencia de sol no es mejor tónico para el optimismo. Sin embargo, llegar a la mitad de un nuevo año no es poco. Sobre todo si, como en estos días, resurgen fórmulas que aspiran a presidir la Nación.
Con todas las dificultades existentes, aún hay gente con coraje…

Vvvvvv

La consulta de La Calle, sobre los donantes de médula, tuvo una respuesta que aclaró dudas. Se explicó que la edad no debe exceder los 65 años y que debe existir compatibilidad, razón por la cual lo más fácil es la donación por parte de miembros de la familia.

Vvvvvv

Hay personas decididas a contar la historia de los diarios. Los grandes y los chicos. Actualmente, los dos extremos, enfrentan la misma incógnita respecto a su futuro.
En las páginas de los diarios, han desfilado las personalidades salientes de cada pueblo.
-Allí están también y es bueno que eso suceda, los más humildes vecinos.
Es que cada uno tiene en su vida, cosas para ser conocidas y contadas…

Vvvvvv

La Calle, por ejemplo, tuvo oportunidad de conocer a don Antonio J. Ferrer, de cuya desaparición física, se han de cumplir 18 años. Hizo muchas cosas, más allá de ser un notable piloto del Turismo Carretera. Aquella carrera donde, bajo la lluvia, la estaba ganando a Juan Gálvez, ha quedado en la historia deportiva.

Vvvvvv

Ya alejado de la actividad, fue encargado del Corralón Municipal y allí ratificó su capacidad y dedicación. Puso a disposición de su función, sus propias herramientas que quedaron allí cuando terminó su tarea. Una prueba más de su generosidad.
-Fue una fortuna haberlo conocido. Triste es no haber podido acompañarlo en su lucha por librar de escollos el camino de los jóvenes. En ese aspecto, el ejemplo de Ferrer debe alentar a quienes, en la actualidad, creen que se trata de una verdadera necesidad social.

VVVVVVVVV

NINGUNA (Letra de tango)
-De Homero Manzi

Esta puerta se abrió para tu paso.
Este piano tembló con tu canción.
Esta mesa, este espejo y estos cuadros
guardan ecos del eco de tu voz.
Es tan triste vivir entre recuerdos…
Cansa tanto escuchar ese rumor
de la lluvia sutil que llora el tiempo
sobre aquello que quiso el corazón.

No habrá ninguna igual, no habrá ninguna,
ninguna con tu piel ni con tu voz.
Tu piel, magnolia que mojó la luna.
Tu voz, murmullo que entibió el amor.
No habrá ninguna igual, todas murieron
en el momento que dijiste adiós.

Cuando quiero alejarme del pasado,
es inútil… me dice el corazón.
Ese piano, esa mesa y esos cuadros
guardan ecos del eco de tu voz.

En un álbum azul están los versos
que tu ausencia cubrió de soledad.
Es la triste ceniza del recuerdo
nada más que ceniza, nada más…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin