Press "Enter" to skip to content

Defensores del Bajo, Campeones 1994

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Entrevista realizada por el alumno Walter Gómez de 2° 1° del Cens 452

Hoy entrevistaremos al número 10 de ese famoso equipo de fútbol, Osmar Alfredo Gómez, más conocido como “Fredy”.

Entrevistador: – ¿Qué experiencia te dejó haber jugado en Defensores del Bajo, ese famoso equipo que cortó con la racha ganadora de Bragado Club y Sportivo Bragado?
Fredy:- La experiencia que me dejó fue el haber salido de la calle, hacer deporte, sacar los vicios de la vida y hacer del fútbol mi pasión, de esa manera empezar a cambiar la vida que estaba llevando. El fútbol me hizo conocer mucha gente, tener amigos. Fue muy lindo vivir con un grupo que éramos muy unidos y nos apoyábamos mutuamente, éramos todos chicos del barrio y eso lo hizo más importante, estábamos juntos, no solo nosotros, sino que también la gente del barrio por un objetivo que era el salir campeones; y bueno gracias a Dios se dio, todos siempre luchábamos por el mismo objetivo y nos preparamos de manera precaria, no como los otros equipos, como Bragado Club, Sportivo, etc. Que tenían más recursos, que podían prepararse mejor. Pasábamos mucho frío, entrenábamos a la tarde después de trabajar y hacíamos muchos esfuerzos para poder ir a entrenar, esfuerzo que después se vio al salir campeones. Lo valoramos de manera doble, fue una linda experiencia.

Entrevistador: – ¿Cómo fue esa final contra Sportivo Bragado y qué sentiste cuando sonó el pitido final del partido?
Fredy:- Bueno, la final contra Sportivo fue difícil, era un equipo poderoso donde estaban los mejores jugadores en Bragado y nosotros éramos un equipo que nos estábamos formando de a poquito; pero la unión y el esfuerzo nos hizo llegar al objetivo que era salir campeones en una final dura en la que empatamos 1 a 1 en los 90 minutos y seguimos empatados en un alargue de 30 minutos y terminamos yendo a penales y de esa manera ganamos el campeonato. El ganar fue lo máximo, para cada futbolista cuando ganas algo y más de la manera que llegamos a esa final. Al sonar el pitido nos acordamos de todos los esfuerzos que hicimos para llegar hasta ese momento, me acordaba de los días que fuimos a entrenar enfermos, pero siempre con la mente en nuestro objetivo, jugábamos los partidos lesionados, en estos tiempos donde tienen un tirón y no juegan más, nosotros jugábamos con tirones, con dolores en las piernas, pero jugábamos igual por amor a la camiseta, ese esfuerzo lo dejamos marcado por amor a la camiseta, porque nadie nos pagaba nada, solo lo hacíamos por la pasión por el fútbol y eso era, lo importante y quedó para siempre en nuestros recuerdos.

Entrevistador: – ¿Cómo siguió tu vida después de retirarte del fútbol local?
Fredy: -Después de haber dejado el fútbol que fue mi pasión durante toda mi vida, desde chiquito amé el fútbol, desde jugar con una pelota de trapo, jugar descalzo, jugar en la calle, no importaba si estaba lloviendo jugábamos igual, soñar vivir todos los días en fútbol. Después de dejarlo me costó pero la vida me cambió definitivamente cuando acepté a Jesucristo en mi corazón, mi vida empezó a cambiar y empecé a congregarme a una iglesia y a servirle a Dios y en estos tiempos estamos predicando la palabra de Dios, yendo a hospitales, a las calles y estamos viviendo una vida diferente, la pasión que tenía antes por fútbol fue sobrepasada por este amor que tengo por Jesucristo En la vida me fue bien, tengo cuatro hijos a quienes amo, tengo una esposa a quien amo mucho y gracias a Dios la vida me dio una nieta a quien amo con todo mi corazón, tengo nueras y una familia unida y muy linda gracias a Dios.

Entrevistador: -¿Qué consejo le dejas a las futuras generaciones del fútbol Bragadense?
Fredy:- El consejo que les puedo dejar es que hagan deporte, el que fuera, pero que hagan algún deporte, de esa manera se van a alejar de los vicios de la calle, de la droga, el alcohol. El fútbol es maravilloso, sano, practíquenlo, de esa manera van a aprender a ser compañeros, ser unidos, van a aprender a valorar muchísimas cosas, no se queden, no piensen que no lo pueden hacer, mucha gente les pueden decir que no lo van a lograr, pero con práctica y con esfuerzo todo se puede. Yo cuando empecé a jugar no sabía mucho pero después de practicar un tiempo, de esforzarme, fui descubriendo el talento que tenía, que no lo sabía. Es muy importante que puedan hacer deportes, de esa manera van a lograr aclararse la mente y el consejo que les puedo dejar es que no dejen de hacer deporte y que se acerquen a Jesús, que les va a cambiar la vida y les da la fuerza que necesitan para poder conseguir todos sus objetivos.
Entrevistador:-Bueno muchas gracias por tu tiempo Fredy, fue muy agradable entrevistarte.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin