Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Alegrarse sin exagerar y aprovechar para reflexionar…”.

Muchas veces, pese a la incredulidad nacional, los argentinos nos volvemos chicos… Sin necesidad de haber llegado a la ancianidad, para eso. Con el tren y su regreso, nos ha pasado a veces. Hace años, en Mechita, después de no haber quedado nada, se recibió con una “fiesta” la visita de la señora Chiche Duhalde, a los talleres.
Tal vez, no trajo siquiera un par de llaves, pero se consideró que había contribuido para salir del fondo del pozo.

Vvvvvv

En la fría noche del 15 de julio, en Bragado, a las 23.50 horas, sonó el silbato de la locomotora. Mucha gente, ruidosamente, celebró el regreso del TREN… Había dejado de correr hace cuatro años y se lo esperó con ansiedad.
El hecho se sumó a la pérdida de casi todo el sistema ferroviario, en la provincia y en el país. Todo empezó hace unos 25 años y algunos se acuerdan…

Vvvvvv

Parecemos chicos a los que, teniendo un paquete de caramelos, nos lo quitan. Después de mucho llanto y ruegos, nos devuelven un puñado y tenemos que dar gracias por eso… Extraña forma de conformarse…
En esto del ferrocarril, es posible que haya un poco de mea-culpa. Es que, nacionalizados en 1948, es seguro que no supimos defenderlos como se debía y un día nos quedamos sin nada…

Vvvvvv

Hablamos de ferroviarios y usuarios. La Calle estuvo y está en el primer grupo y ha sido testigo desde adentro.
Alegría por la vuelta y a luchar por que estas dos frecuencias por semana, vayan aumentando. Sobre todo, porque las diferencia de valores en los pasajes es mucha.
Que el gobierno nacional haya entendido que el costo social no es un gasto sino una inversión, es un paso adelante.

Vvvvvv

Perdiendo cosas, se aprende… Cuando la familia pierde el tren por un ratito, llegará a la estación media hora antes de la salida…
Cuando se tome conciencia de lo que hicimos mal y no los cuidamos, es posible que valoremos lo que significa para muchos, el regreso del tren de pasajeros.
-Con esa esperanza, La Calle se durmió en la madrugada del martes. Después de haber vivido el dolor del cierre de ramales y oficinas, no sintió ganas de sumarse a la algarabía…
-Es que aún tiene lágrimas guardadas…

VVVVVVVV

Don Rogelio Scaramella hubiera cumplido 98 años…

El aniversario fue ayer, 16 de julio, Día de la Virgen del Carmen. Es buena la oportunidad para recordar todo el aporte del “Paisano del Bragao”, para hacer trascender su lugar en el mundo. Fue una gran persona; un mecánico admirado y un piloto capaz de ganar Grandes Premios, a bordo de un pequeño auto, agigantado por sus hazañas.
El automovilismo fue su pasión y la modestia su virtud. El diario trató de acompañar muchas de sus hazañas deportivas y a la redacción llegaba, para recibir el saludo de la gente, después de ganar carreras…
Su taller de la calle Pringles fue por años, un lugar al que muchos se acercaban para verlo trabajar. Desde allí “nacían” los triunfos, en todo tipo de caminos.
-Carlos Reutemann, sub-campeón de fórmula 1 en los 80, siempre guardó por don Rogelio, el más profundo afecto. Es que recibió los primeros consejos, cuando empezaba su campaña deportiva…
Don Rogelio Scaramella siempre tuvo la compañía de su familia. En ese ámbito donde el buen recuerdo ha construido un altar, se mantiene presente su figura, superando todas las batallas…
-Su partida terrenal se produjo el 3 de marzo de 2002.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin