Press "Enter" to skip to content

Boom ferroviario: Recuperación de talleres y 400 kms de vías intervenidas en Provincia

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Además, se instalaron dos mil cámaras en 71 estaciones

La recuperación de los talleres ferroviarios de Tapiales, Mechita y Tolosa, la intervención de 400 kilómetros de vías, la instalación de 2.000 cámaras en 71 estaciones, la ejecución del ATS (sistema de frenado automático) y las mejoras en el servicio a Mar del Plata –con récord de pasajeros en enero pasado- marcan un volver a vivir del tren en la provincia de Buenos Aires, con enormes beneficios para miles de bonaerenses.
“Trabajamos en los trenes de la Provincia para que todos puedan viajar como se merecen. Cuando llegamos había mucho abandono.
Estaciones y talleres parados, como el de Tolosa que estaba cerrado desde el 2001 o el de Tapiales que estaba obsoleto. Hoy tenemos estaciones que las pusimos en valor y varios kilómetros de vías intervenidas. Esto no significa sólo que vuelve el tren. Vuelve mejor equipado, vuelve más seguro, tarda menos tiempo y eso tiene que ver con el trabajo de lo que no se ve y que cambia la vida de millones de personas”; dijo la gobernadora María Eugenia Vidal.
Entre los hitos más importantes, se destaca la puesta en marcha del tren a Mar del Plata, en julio de 2017, que había dejado de funcionar en 2015. La reactivación fue posible gracias a las mejoras impulsadas por el Ministerio de Transporte de la Nación, a cargo de Guillermo Dietrich. Con una inversión de 1.300 millones de pesos, las obras incluyeron la construcción de un nuevo puente más la renovación de 200 kilómetros de vías e infraestructura ferroviaria y el recambio de durmientes defectuosos.
Ahora hay dos servicios diarios con coches modernos y más cómodos, con aire acondicionado, asientos amplios, baños, dispensers con agua fría y caliente y un coche comedor con prestaciones que hacen más agradable la experiencia de viaje. En enero de este año viajaron casi 68 mil pasajeros, un número récord en un mes.
Con el objetivo de detectar posibles incidentes o situaciones de emergencias en tiempo real, ya se inauguraron Centros de Monitoreos en Retiro, Constitución, Tapiales (La Matanza) y Once.
Además, se instalaron 2.000 cámaras que monitorean 71 estaciones de la Provincia y habrá otras 1.500 más adelante.
Por otra parte, los beneficios también llegaron con los 13 pasos bajo nivel construidos: Ezeiza (2), El Palomar (1), Quilmes (3), Florencio Varela (2), Lomas de Zamora (1), Berazategui (1), San Nicolás (2) y San Miguel (1).
Actualmente, hay otros 3 en ejecución: uno en San Martín, con una inversión de 100 millones de pesos, otro en La Plata con 332 millones y en Vicente López, con 164 millones.
Otro de los avances importantes se está produciendo con la incorporación, en materia de seguridad ferroviaria, del sistema de frenado automático conocido como ATS en todas las líneas del Área Metropolitana. Ya se están ejecutando obras por más de 3 mil
millones de pesos.
Se trata de un requerimiento de todos los sistemas ferroviarios modernos, ya que reduce al máximo el riesgo de colisiones y accidentes, garantizando así un servicio mucho más seguro. Incluye la modernización de todo el sistema de señalamiento, adecuaciones y obras necesarias para la incorporación de la nueva tecnología. Esto cambiará la experiencia de viaje de 300 millones de pasajeros por año y mejorará las condiciones laborales de 23 mil trabajadores ferroviarios.
Las obras para la adecuación del señalamiento, es decir, la instalación de los nuevos; semáforos; o señales eléctricas, ya se encuentran en ejecución.
La recuperación de tres talleres es otro punto alto. En el de Tapiales, la inversión fue de 120 millones de pesos. Se trata de un espacio que presenta innovaciones tecnológicas, ideado especialmente para el alistamiento de los coches chinos que fueron incorporados a la línea en 2015. Este nuevo taller mejora la capacidad de trabajo ya que se pueden alistar hasta tres formaciones al mismo tiempo.
En Tolosa, el taller creado en 1885 y que fue encontrado en estado de abandono en 2015, fue transformado con una inversión de mil millones de pesos.
Ahora tiene la tecnología necesaria, 7 kilómetros de vías nuevas, 5.000 m2 de playa de lavado para las formaciones, 11.000 m2 de estacionamiento y calles de acceso y 4.500 m2 de vestuarios y oficinas para mejorar la calidad laboral.
Otra de las obras realizadas sucedió en Mechita, Bragado. Inactivo desde 2011, se recuperó gracias a un convenio entre Trenes Argentinos Infraestructura y THM Argentina, una empresa subsidiaria del Grupo ruso Transmashholding, cuyas inversiones buscan convertir a Bragado en un polo ferroviario. Entre los trabajos realizados para la puesta en valor se desmalezaron las áreas de trabajo y se refaccionaron los galpones, cobertizos y depósitos.
Además, se instalaron alambrados, se reubicó el material de chatarra y se arreglaron las instalaciones eléctricas y de agua. Por otro lado, se acondicionaron los espacios para las oficinas.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin