Press "Enter" to skip to content

El Grupo de Participación Comunitaria, donó una biblioteca móvil al servicio de Oncología

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-El objetivo de esta acción es que los pacientes puedan pasar en el lugar un momento ameno, con varios ejemplares a disposición

Miembros del Grupo de Participación Comunitaria, se acercaron ayer al Hospital “San Luis” para hacer entrega de una biblioteca móvil al servicio de Oncología.
En diálogo con la prensa, Luciana Páez, del grupo, valoró “el espacio, la posibilidad y, sobre todo, la recepción” del momento. Por eso, agradeció al área de Políticas Públicas de Salud, a la empresa LS Electromecánica, a todos los vecinos que donaron los libros y al Rotary Club.
“Somos un grupo de vecinos y de actores comunitarios que nos reunimos todos los segundos martes de cada mes, en el Rotary Club. Está abierta la invitación a la comunidad, que quiera traer una inquietud, un proyecto, un sueño”, contó.
Sobre la elección del lugar, Páez precisó: “En realidad, fue una inquietud en común y lo fuimos abordando durante todo este año. Y también, como contamos con personas que participan de la Feria del Libro y que son integrantes de la comisión, nos pareció una buena temática reforzar y surgió de esa charla y de esos debates”.
En cuanto al autor de la biblioteca móvil, informó que fue Carlos Chazarreta. “Él nos ha podido interpretar en lo que es el material y la construcción, así que le queremos agradecer enormemente”, amplió.
A su turno, la jefa de Oncología, la doctora Laura Regina, agradeció el gesto del grupo. “Ellos vinieron hace unos cuantos meses a ofrecerse, vinieron a preguntar con qué podían colaborar con el servicio. Nos ofrecieron lo que ellos tenían a su alcance y la idea es participar para sumar y para brindar un mejor servicio”, relató.
Además, apuntó que los tratamientos de los pacientes pueden durar una hora o más de tres. “Lo que es real es que en esas horas, el paciente puede ver tele, algunos se traen auriculares y escuchan música. Otros leen revistas. Poder elegir una novela, algo de literatura, lo que sea, para poder pasar también un poco más distraídos el momento, que se pase más ameno, la verdad que es un mimo para el paciente”, remarcó.
-Asimismo, recordó que la sala de quimioterapia es estéril, donde “hay mucha precaución por los microbios”. “Por eso también le dijimos móvil. Tiene rueditas para poder trasladarla, cada paciente va a poder elegir un libro y nosotros la volvemos a traer a nuestros consultorios para que ese material no quede en el área”, agregó.
Los textos ya eran parte del sector y muchos pacientes se los llevan a sus casas y después los devuelven. “Es una actividad que si bien era limitada porque tenemos pocos libros, ya lo veníamos implementando. Así que esto nos abre un montón de oportunidades para que puedan tener más temas para poder elegir”, redondeó.
Por su parte, el Director del Hospital, el doctor Mario Corte, manifestó que “el servicio de oncología es un servicio de una sensibilidad muy especial”, motivo por el cual agradeció el gesto “muy importante” que tuvo el grupo.
“Son las cosas que van aggiornando la medicina, para que el paciente la pase lo mejor posible. Por eso, estamos muy agradecidos a esto”, cerró el titular del nosocomio.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin