Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Son muchos los que aseguran que los motores, en especial de autos, tienen sentimientos…”.

Hay que sentir pasión por el deporte mecánico para decir, como Oscar Gálvez, que el motor de su auto tenía corazón…”. Eso le permitía entablar un diálogo y hacer que rindiera un poco más…
Es posible que algo parecido les ocurra a los hermanos Candela, criados entre fierros, debido al oficio de papá Enrique…
Este fin de semana, Kevin y Mauricio estarán presentes en la fecha del TC Pista que se corre en Rafaela, donde hay un circuito tradicional dentro del ancho mundo del automovilismo deportivo.

Vvvvvv

Oscar Alfredo Gálvez nació un 17 de agosto, el día en que murió el Libertador, general José de San Martín, Libertador de tres países, nacido en el correntino Yapeyú y muerto lejos de casa, para no tener que participar en las luchas entre civiles que derramaron mucha sangre sobre el suelo argentino…
Oscar era porteño, nacido en el barrio de Caballito. Sus padres, llegados de España, tuvieron cinco hijos varones, tres de los cuales se hicieron corredores de autos.

Vvvvvv

Los que cumplieron más larga campaña, fueron Oscar, nacido en 1913 y Juan, que era dos años menor. Comenzaron corriendo juntos, piloto y copiloto, allí por 1939. Poco tiempo después, cada uno tomó su camino y, de ese modo, ganaron muchas carreras, siempre fieles a la marca Ford.
Compartieron la capacidad para armar motores, la clave se ha dicho siempre, para ganar los domingos…
Oscar tenía la virtud de llegar siempre, aunque fuera lejos y si hiciera de noche; la gente lo esperaba porque sabía que llegaría…

Vvvvvv

Juan supo detenerse en Bragado, corriendo un Gran Premio, en la década del 40. Los que lo vieron trabajar en el motor, aseguran que tenía la precisión de un cirujano. La Calle sabe que pudo reanudar la carrera, aunque no puede asegurar en que puesto llegó al final del extenso recorrido. Murió en un accidente, el único que tuvo en du trayectoria, ocurrido en Olavarría, el 3 de marzo de 1963…

Vvvvvv

Oscar, ganador de una carrera en pista, frente a los pilotos extranjeros en 1949, visitó Bragado en varias oportunidades. En 1950, cuando las Mil Millas del Avellaneda Automóvil Club, pasaban por Bragado, llegó primero.
-Estaba fresco el recuerdo de la famosa Buenos Aires – Caracas, de la cual muchas veces escribimos…
“El Aguilucho”, así lo bautizó el periodista Pedro Fiore, cuando tuvo un accidente al caer a un barranco, nos dejó físicamente, el 16 de diciembre de 1989.

Vvvvvv

Don Pedro Fiore había nacido en Italia y con el tiempo se transformó en comentarista de las trasmisiones de Luis Elías Sojit, el maestro de muchos en el oficio de trasmitir competencias deportivas.
Fiore publicó su libro, en 1952, sobra la vida novelada de Gálvez. La Calle más de una vez, supo visitar al piloto en su taller de la calle Concordia al 1300, en la zona de Floresta.

vvvvvv

La Calle está convencida que el cuerpo humano, como los motores de autos, también tienen pieza que se desgastan con los años… Los médicos pueden explicarlo bien.
Sus pacientes, por el contrario, solo pueden advertir que la visión se ha ido acortando; los oídos captan menos lo que escuchan y el hígado suele empezar a funcionar mal…
En esos casos, corresponde someterse a una reparación general… Para ello, lo aconsejable es visitar al médico de vez en cuando…

Vvvvvv

Don Pablo Trincavelli, piloto en aquellos tiempos, fue testigo privilegiado de la calidad como persona de Oscar Gálvez, capaz de ayudar al corredor que fuera, aún descuidando su propio auto…
No tenía rivales, sino amigos… Don Pablo decía que la carrera de 1948 fue, para los Gálvez, la que mayores alegrías y sinsabores les trajo…
Don Pablo sabía lo que decía.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin