Press "Enter" to skip to content

El mensaje de Ariel fue un “envión” a la esperanza…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Emocionó a todos, hablando de su experiencia en “Vencer para Vivir”

Fue realmente motivo para sentir alegría, ese sentimiento que surge cuando alguien conocido, como el caso de ARIEL de 21 años, es capaz de expresarse como lo hizo ayer. Fue en la sede del Hogar del Joven, sobre calle Italia.
En ese lugar, con la Coordinación de Federico Prado, acuden unos 150 chicos, en siete talleres, en el horario de 18.30 a 20.30 horas. El informe previo sobre esa tarea, fue brindado a “La Voz” por Estefanía.
Al Grupo Envión concurría Ariel que, al igual que muchos de sus amigos, vivía mal, aunque le costara reconocer la necesidad de ayuda.

A la hora de dirigirse a los presentes, donde hubo familiares, jóvenes y coordinadores de “Vencer para Vivir”, con sede en Pilar, Ariel marcó al día 20 de octubre de 2018, “como el mejor de mi vida”.
Existió una tarea previa de la gente de Envión, que él desconocía. “El alcohol me estaba haciendo mucho daño, tuve dos intentos de suicidio, pero la gente de Envión me fue dando confianza. Cuando me propusieron la internación, intenté zafar, pero ellos no me soltaron la mano…”, dijo con baches en el relato, invadido por las lágrimas…
“No cambio esto por nada”, refiriéndose a lo que vive hoy, aunque haya que madrugar y trabajar durante buena parte del día. “Es lo que aprendí que tendré que hacer cuando salga, aunque para eso, aún falta”.
“Es una rutina que me hace bien; respetando valores y sentimientos. Fue duro llegar al primer domingo, sin visitas, pero fui aprendiendo. Cuando el 22 de mayo de este año, escuché que tenía mi primera salida, no lo podía creer”, remarcó.
Reconoció que la familia no siempre podía viajar, “pero yo decidí que quiero estar bien; estoy aportando por mí. Ellos allá son mis hermanos. Ahora sé que debo hacer caso a mi familia, que quiere lo mejor y desean que pueda hacer algo el día de mañana”.
“Amigo no es el que te invita al boliche, sino el que te acompaña a la escuela”, dijo en un párrafo. Sus lágrimas se fueron trasladando a los ojos de muchos de los presentes, como una lluvia de vida.
-ARIEL está ahora en una de las siete filiales de “Vencer para vivir”, ubicada en Máximo Fernández, con la misma tarea, pero más cerca de Bragado.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin