Press "Enter" to skip to content

Una nueva marcha recorrió la ciudad para pedir Justicia por Lucila López

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Centenas de vecinos se sumaron a la movilización hacia el Concejo Deliberante y celebraron la reciente medida judicial, que ordenó la restricción perimetral al femicida Fernando Rafasquino. Ediles de la oposición, se sumaron a la convocatoria. Siguen reclamando que se declara al autor del asesinato como “Persona No Grata” en el Distrito.

Cientos de bragadenses volvieron a ganar una vez más las calles de la ciudad, el sábado por la noche, para marchar en memoria de Lucila López, víctima de femicidio en 2010.
Una numerosa caravana recorrió la distancia que separa a la Plaza Eva Perón, del edificio del Concejo Deliberante, con escala en la Municipalidad, para volver a repudiar la reciente reaparición del asesino, Fernando Rafasquino -visto semanas atrás en la Parroquia San Martín de Porres-, y volver a pedir a los ediles que lo declaren Persona No Grata en el territorio bragadense, en el que ya no podrá permanecer, por orden de la jueza de Paz, Andrea Pérez, que la semana pasada dispuso su restricción perimetral de 50 kilómetros a de radio, con respecto al domicilio de Marisa Ithurrart, madre de la víctima.-
Los afiches con fotografías de Lucila y pedidos de Justicia por su caso y los gritos a coro de la leyenda “Lucila López, presente, ahora y siempre”, fueron una constante durante el recorrido, que atravesó las calles céntricas de Rivadavia, Lavalle, Pellegrini y Alsina, antes de virar por 12 de Octubre, hasta el recinto deliberativo.
A diferencia de las marchas anteriores, que datan de casi un año atrás, en esta oportunidad, el Palacio Municipal fue sólo una estación de paso en el recorrido y no el punto de llegada. Del mismo modo, a contramano de las pasadas convocatorias -cuando el secretario de Gobierno, Mauricio Tomasino, se hizo presente en las escalinatas del edificio comunal-, el sábado por la noche no hubo autoridad del oficialismo en el Departamento Deliberativo, dispuesto para recibir a la caravana.
Apenas dos ediles caminaron a la par de Marisa Ithurrart y fueron los justicialistas Guillermina Lhospice y Fernando Maidana. De la bancada oficialista, y procurando mantener un bajo perfil, sólo Fernando Sierra, de la Coalición Cívica, se sumó a la marcha, junto a Lisandro León, representante de la Juventud del partido de Elisa Carrió.
Pero el flamante edil electo en quinto lugar por Juntos por el Cambio, recién asumirá su banca el 10 de diciembre y, hasta el momento, sus futuros compañeros de bloque no registran entre sus prioridades -al menos en el corto plazo- la posibilidad de llevar la petición de Ithurrart al recinto.
Como se esperaba, el desencuentro entre los movilizados y el escenario de destino de la marcha quedó plasmado en la postal de la oscuridad del Parlamento de la comuna, desnuda detrás de las vidrieras que visten a los ventanales. En su discurso, apenas alumbrada por las luces de las cámaras de televisión y una de las luminarias de la plazoleta lindera con el playón de la Terminal de Ómnibus, Ithurrart reconoció que, tras el pronunciamiento judicial, su hija “descansa un poco más tranquila”.
“Esta no es una marcha más, es para decir que se ha logrado un poco de calma, paz y justicia. Al fin, Bragado despertó. Hoy (por el sábado a la noche), hacemos esta marcha en memoria de Lucila y todas las familias que han sufrido por este flagelo del femicidio”, exclamó, y dedicó un párrafo especial a agradecer tanto a la jueza de Paz, como al abogado Ignacio Iúdica y al concejal electo Sergio Broggi, por el esfuerzo dedicado al logro de la restricción perimetral, así como también a su pareja, Juan Bramajo, por “haberse puesto al hombro esta lucha desde el primer día”.

En un mismo paso dialéctico, Ithurrart no dejó pasar la ocasión para destinar una reflexión crítica al gobierno municipal, aunque cuidándose en todo momento de mencionar a alguno de sus protagonistas. “Agradezco a todos los que anónimamente aportaron un granito de arena y a los medios de comunicación que se la jugaron en esta causa. A los que no me brindaron la ayuda que necesitaba cuando se las pedí, espero que Dios los ilumine para que cambien. Nos quitaron la vida de nuestros hijos, no dejemos que vivan en paz”, remató.
-La convocatoria se completó con la entonación a capella del Himno Nacional, en la voz de la juvenil cantante local, Paloma Angione. Inmediatamente, llegó el momento de la desconcentración, que resultó pacífica, como lo fue en todo momento la movilización.

La marcha comenzó desde la Plaza Eva Perón.
Momento en el que la caravana pasó por el Palacio Municipal.
Paloma Angione se sumó a la convocatoria e interpretó el Himno Nacional.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin