Press "Enter" to skip to content

Publicación pedida

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Decile a Papa Noel que no venga…

Afortunadamente estamos, ahora, en condiciones de prescindir de Papa Noel. Un milagro de la democracia representativa que quizás no sea valorada suficientemente. NO necesitamos bonos navideños, ni estímulos de fin de año. Se ha producido un milagro.
Desaparecieron todos los problemas y las representaciones sociales y/o gremiales comprenden que hay que esperar.
Enhorabuena, recobramos serenidad, sensatez, templanza, virtudes olvidadas en los fanatismos de los “itmos”.
Como decían Ortega y Gasset: “todos los extremos son signos de parálisis moral”.(Ambos estaban de acuerdo en esto). En el medioevo, (año 1000, al 1700, DC ), que no es Bolivia, existía en dicho: “Nobleza Obliga”.
Este, permitía inferir que los nobles, (Príncipes, Condes, Duques, Barones, etc.), o sea, los sectores socio-económicamente acomodados tenían una responsabilidad social, con su grey.
Quizás deberíamos preguntarnos si no es “la irresponsabilidad social de los sectores económicamente acomodados, (a los que pertenezco), los que producen y/o causan las acciones extremas de los carenciados”.
Con el detalle histórico, que en occidente, con la excepción del dirigente “ Pepe” Mujica, – en Uruguay-, los dirigentes de la pseudoizquierda han utilizado, principalmente a los jóvenes, quienes por su ingenuidad y hambre de esperanza son tierra fértil, desde el año 1917, (Revolución Rusa), todos , sin excepción se transformaron en tiranos millonario y autoritarios, similares a los que derrotaron, quienes además de conculcar los mismos derechos que ya estaban conculcados, – los económicos-, avanzaron sobre los derechos civiles y humanos, con el manto de la impunidad de su discurso.
Afortunadamente, reitero, en nuestro país se han solucionado todos los problemas en una sola elección, por lo que no necesitamos a Papa Noel.
Con la cuasi-certeza de que: ”ni los buenos, son tan buenos, ni los malos, son tan malos”, deseo unas felices fiestas para todos, todas y todes.

Dr. Sergio Tenti
DNI. 13.562696

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin