Press "Enter" to skip to content

2020: Prohibido olvidar

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El año 2020 se extingue, pero no sin dejar una huella que será imborrable: por escándalo, será recordado como el año más difícil de la historia de Bragado, en un contexto de desastre y angustia de escala universal.
Por esos caprichos de las efemérides, este año catastrófico coincidió, en algún momento de su curso, con el 40° aniversario de la Tragedia de Médanos, uno de los hechos más desgarradores que haya vivido la comunidad bragadense, el 26 de julio de 1980.
Nada, sin embargo, admite comparación con el drama colectivo de la pandemia del COVID-19, que se cobró la vida de casi 70 vecinos, puso en serios aprietos al sistema sanitario y todavía perdura, con una casi inevitable segunda ola de contagios masivos aguardando a la vuelta de la esquina.
Hoy es el último día de un año muy difícil para todos y no es el contexto ni el momento propicio para señalar culpas, errores o irresponsabilidades. Sólo resta reforzar el llamado a transitar el camino hacia el nuevo año en paz y procurando evitar acciones que pudieran precipitar una escalada de casos imposible de contener.
La llegada de la vacuna es una realidad y será «el principio del fin de la pandemia», tal como lo han afirmado las autoridades sanitarias de niveles superiores.
No obstante, las profundas transformaciones en el plano de las relaciones sociales, los procesos de trabajo y la futura planificación de las políticas públicas -en todas las áreas posibles- llegaron para quedarse y reconfigurar un mundo que, en lo que sigue, será totalmente distinto al que se conoció hasta marzo de 2020. Por todo ello y por lo que vendrá, esta noche se termina un año que nadie tiene permitido olvidar.

Agustín Ciotti.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin