Press "Enter" to skip to content

Un Plan Maestro que no termina de recibir el título

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-El proyecto oficial; la voz de los vecinos; el diario en el medio…

Hace muchos años, seguramente demasiados, que el paso del agua por Bragado, le quita el sueño a muchos.
Hubo un proyecto que planeaba un “gran reservorio”, aguas arriba del radio urbano, que fue cuestionado por su peligrosidad por cualquier desborde. Llegaron técnicos contratados por las entidades ruralistas y finalmente, el caso pasó al olvido…
Como propuesta siguiente, apareció la idea de un canal “al sur de la ruta 5”, que viniendo desde 9 de Julio, librara de ingreso a agua a la laguna del Parque.
Este proyecto parece haber recobrado vida, generando la reacción de “vecinos auto-convocados”, de cuya posición nos hicimos eco, publicando más de una nota donde, por ejemplo, se hacía mención a “tramos de 15 metros de profundidad”.
Todo frente a un cauto silencio de las instituciones agropecuarias, tal vez porque se han hecho obras cercanas a Bragado, como para no terminar convirtiendo a esta ciudad en un cuello de botella, de paso complicado.
Este plan de obras, “destinado a liberar del agua a muchas leguas de campo”, viene del gobierno que cesó el 10 de diciembre.
-Por esa causa, se puede considerar que el Intendente Gatica, lo conoce bien. Sin embargo, viene guardando un silencio que enoja a vecinos considerados en peligro, “sin ser tenidos en cuenta”.
En este sentido, el diario cree que, “todo se puede expresar, dentro de un margen de respeto”.
No se está defendiendo al Intendente que, por otro lado, no tiene la “manija” de las decisiones. Lo que estamos pidiendo a la autoridad municipal es que explique todo lo que está en su conocimiento.
Desde antes y a partir de la visión de las nuevas autoridades provinciales y nacionales. Es su obligación escuchar y responder legítimas inquietudes.
-Es lo que esperamos, para no quedar al medio, con el agua al cuello en lo económico, y con el cargo de estar defendiendo lo que no corresponde, ni es verdadero.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin